Naciones Unidas pide investigar la muerte de dos periodistas

NACIONES UNIDAS  (EFE).- El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas reclamó hoy una investigación en profundidad por la muerte de varios periodistas en Ucrania y expresó su preocupación por las informaciones sobre casos de detención y acosos sufridos por informadores que están cubriendo la crisis.

Los miembros del Consejo emitieron un comunicado de prensa en el que trasladaron sus condolencias a los familiares de los dos reporteros rusos que fallecieron hoy en la ciudad oriental de Lugansk.

Desde Moscú se informó que las víctimas fueron identificadas como Ígor Korneliuk, corresponsal de la Radio Televisión Estatal de Rusia (VGTRK, por su sigla en ruso), y Antón Voloshin, asistente de sonido.

En su declaración, el máximo órgano de decisión de la ONU se refirió además a otros casos como el del reportero gráfico italiano, Andrea Rocchelli, muerto el pasado 24 de mayo junto a su intérprete ruso.

“Los miembros del Consejo de Seguridad alientan a una investigación en profundidad de todos los incidentes de violencia con periodistas involucrados”, señala el texto.

El embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, leyó el comunicado frente a los reporteros en su calidad de presidente del Consejo durante este mes.

Churkin, sin embargo, lamentó que otros países no aceptaran un texto más contundente y acusó a las autoridades ucranianas de perseguir a los miembros de los medios de comunicación que trabajan en la parte oriental del país.

Por su parte, el embajador ucraniano, Yuriy Sergeyev, señaló a los periodistas que su Gobierno ha ordenado una investigación sobre las circunstancias del suceso de hoy y ha traslado sus condolencias a las familias de los fallecidos.

Según Sergeyev, las primeras informaciones apuntan a que soldados ucranianos respondieron a un ataque de un grupo de “terroristas”, junto a los que se encontraban los periodistas que fueron alcanzados por el fuego.

El embajador ucraniano señaló que aún no está claro si los informadores rusos entraron en Ucrania de forma legal, pero aseguró que trabajaban por su cuenta y riesgo, pues no portaban los identificativos ni los elementos de seguridad que requieren las autoridades del país. EFE




Volver arriba