La impunidad, un problema grave

Solicitan efectivas medidas a favor de derechos humanos

1_130415p9nal7photo01

Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional, advirtió que en el país “es vital que se adopten medidas efectivas y duraderas para abordar los actuales patrones de desapariciones, tortura y detenciones arbitrarias, así como los ataques habituales contra defensores y defensoras de derechos humanos, periodistas, migrantes y mujeres”.

En una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto y otros funcionarios federales, fechada en Londres, llamó al gobierno a poner fin al ciclo constante de la impunidad que fomenta estos abusos, lo que es vital para que haya avances reales.

“Una medida crucial es la determinación de su gobierno de garantizar que las fuerzas de seguridad y otros funcionarios públicos implicados en violaciones graves de derechos humanos, como desapariciones forzadas y torturas, comparezcan sin demora ante la justicia y que las víctimas reciban una reparación. Como sabrá, estos resultados son la excepción y no la norma”.

En la misiva, Salil Shetty agradece la oportunidad para haberse reunido con el presidente en febrero, a fin de tratar la crítica situación de los derechos humanos.

Entre otras cosas, explicó que la impunidad está arraigada en el país por ausencia de respuesta del gobierno a las denuncias de violaciones de derechos humanos.

Celebró que México haya aceptado la mayoría de las recomendaciones formuladas por los miembros de la ONU, pero cuestionó que no haya sido receptivo para eliminar el problema.

“Es hora de que su Gobierno reconozca que el arraigo no sólo es causa de violaciones graves de derechos humanos, sino también un obstáculo para el desarrollo de investigaciones penales que no dependan de estas violaciones”, manifestó.Indicó que Amnistía Internacional celebra la reforma al Código de Justicia Militar, para garantizar que las denuncias de violaciones de derechos humanos cometidas por miembros de las Fuerzas Armadas sean juzgadas por el sistema de justicia ordinaria.Sin embargo, lamentó que la reforma excluya al personal militar que sea a su vez víctima de violaciones de derechos humanos cometidas por las Fuerzas Armadas.Shetty instó al Gobierno de Peña Nieto a adoptar medidas para asegurar que el sistema de justicia ordinaria investigue de forma exhaustiva, sin dilación e imparcialmente, todas las denuncias de violaciones de derechos humanos cometidas por miembros de las Fuerzas Armadas.”Este es, quizá, uno de los mayores desafíos que afronta su Gobierno, y sólo se superará si pone usted su credibilidad personal tras las investigaciones sobre presuntos abusos. La reforma en sí no basta para acabar con la impunidad”, refirió.El Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, expresó, no se ha traducido en respuestas puntuales o efectivas, ya que sólo 41 de los 130 casos aceptados por la Secretaría de Gobernación recibieron respaldo.El secretario reiteró a Peña Nieto que debe emitir una declaración que establezca que cualquier funcionario federal, que no reporte o no investigue información relativa a desapariciones forzadas, homicidios extrajudiciales, torturas y malos tratos, será enjuiciado de acuerdo con normas internacionales.Asimismo, indicó que debe garantizar la implementación del Código de Justicia Militar reformado; y hacer pública la base de datos de 26 mil personas desaparecidas.




Volver arriba