Entra ayuda a Ucrania: sin permiso

Denuncian ante la ONU que es una provocación rusa

NACIONES UNIDAS (EFE).- Ucrania denunció en la ONU que la entrada ayer de un convoy de ayuda humanitaria rusa en el este del país, sin el “correspondiente permiso” de la aduana ucraniana, supone una violación a su soberanía.

Un representante de la misión de Ucrania ante la ONU, Oleksandr Pavlichenko, expresó su preocupación por la seguridad de los integrantes del convoy por estar atravesando “territorio controlado por terroristas”.

La denuncia se conoció horas antes de que el Consejo de Seguridad de la ONU se reúna para analizar la situación en Ucrania, en una convocatoria dada a conocer coincidiendo con la irrupción en territorio ucraniano del convoy ruso.

Más de dos centenares de camiones con asistencia humanitaria rusa llegaron ayer a su destino, en la ciudad de Lugansk, sin escolta de la Cruz Roja y sin que se completaran todos los permisos que estaban a cargo de las autoridades ucranianas.

“Se trata de una descarada violación a la soberanía de Ucrania y a la ley internacional. No puede ser justificada con la excusa de urgencia”, afirmó Pavlichenko, el número dos de la representación de Ucrania en la ONU.Recordó que las autoridades ucranianas habían concedido el permiso a “docenas” de camiones, pero no a todos, y a pesar de eso, el convoy decidió entrar en territorio ucraniano en contra de las normas locales y sin la presencia de la Cruz Roja.Denunció también que algunos integrantes del convoy bloquearon en las últimas horas las acciones de algunos agentes de la aduana ucranianos que estaban realizando la inspección.Pavlichenko mostró además su preocupación por la posibilidad de que las fuerzas rebeldes del este de Ucrania realicen “algunas provocaciones” contra el convoy, como ataques con morteros.”No podemos proveer seguridad a la carga porque el territorio está controlado por terroristas”, agregó.Previamente, en la misma sala de prensa, el embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, al referirse al tema, describió todas las acciones oficiales realizadas ante las autoridades ucranianas antes de que el convoy cruzara la frontera y detalló su composición.Churkin dijo que los cerca de 280 camiones transportaron granos, comida, generadores eléctricos y sacos de dormir, entre otras mercancías. El detalle incluía hasta 80 kilos de té.”Hemos esperado demasiado y era hora de moverse”, afirmó el embajador ruso sobre la decisión de su país de no esperar a que se completaran todos los trámites aduaneros para que se diera curso a la carga.Reiteró llamamientos anteriores de Rusia para llegar a un alto el fuego con el fin de poder distribuir esta ayuda humanitaria pero lamentó que las distintas acciones dentro del Consejo de Seguridad no lo hayan permitido.Consultado sobre las sospechas de que la carga pueda transportar suministros a las fuerzas rebeldes del este de Ucrania, respondió, con fuerza- “Pero si es comida para niños”.

Víctimas identificadas

Por otra parte, el gobierno holandés informó ayer que ya identificaron a 173 víctimas del derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines ocurrido el pasado 17 de julio en el este de Ucrania.

El Ejecutivo holandés explicó en un comunicado que en la última semana se han identificado otras 46 personas, lo que eleva a 173 el total de personas identificadas, de las 298 que viajaban abordo del Boeing.

De esas 46 nuevas víctimas identificadas, se ha podido comprobar que 26 eran holandesas y otras 20 de otras nacionalidades, precisa el Gobierno.

Holanda reitera que pese a que un equipo de expertos trabaja intensamente en la identificación de los resto llegados desde Ucrania, completar el proceso podría llevar meses.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, reconoció ayer que es posible que ni siquiera se lleguen a identificar todos los restos, según unas declaraciones que recoge la agencia holandesa ANP.Las tareas de búsqueda de restos y repatriación sobre el terreno tuvieron además que ser detenidas de manera temporal el pasado 6 de agosto por cuestiones de seguridad, puesto que continúan los enfrentamientos entre las milicias rebeldes prorrusas y las tropas del Gobierno de Kiev en el este de Ucrania.Rutte dijo que aún no está claro cuando podrá regresar el grueso de los expertos a Ucrania para continuar con las tareas, pero aseguró que no lo harán hasta que la situación sea verdaderamente estable.El Gobierno se compromete a seguir trabajando para facilitar la llegada de restos y pertenencias de las víctimas a Holanda, pero dice que no puede asegurar que las inspecciones sobre el terreno vayan a retomarse antes del invierno.”Hacemos todo lo posible para recuperar a nuestra gente, pero lo hacemos de manera que el número de víctimas no se eleve a 299 o más”, recalcó el primer ministro.Un número reducido de expertos permanece en Kiev y Járkov para asegurarse de que los objetos que la población local encuentre lleguen a Holanda.El accidente cumplió un mes el pasado domingo sin que se hayan aclarado sus causas, pese a que se sospecha que pudo deberse a un misil disparado desde territorio prorruso.La Junta de Seguridad de Holanda, que encabeza esta investigación, espera poder contar con un resultado preliminar a principios de septiembre.




Volver arriba