Denuncia ONU asesinato de más de mil civiles en Irak

 

GINEBRA (Notimex).- En un marco de ejecuciones sumarias, secuestros y otros crímenes, más de mil civiles fueron asesinados en Irak y otros mil 200 han resultado heridos tras la ofensiva de las fuerzas yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS), denunció hoy la ACNUDH.

‘Al menos 757 personas han sido asesinadas y otras 599 heridas entre el 5 y el 22 de junio en las provincias de Nínive, Diyala y Salah al-Din en el norte de Irak’, afirmó en rueda de prensa en Ginebra el portavoz del oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUDH), Rupert Colville.

‘En Bagdad, al menos 318 personas fueron asesinadas y otras 590 heridas en el mismo lapso de tiempo’, agregó Colville, quien subrayó que estas cifras “deben ser consideradas como un mínimo pues creemos que puede ser mayor’.

Según Colville, muchos de estos crímenes fueron perpetrados como parte de una serie de ejecuciones sumarias verificadas por expertos del ACNUDH dirigidas contra civiles, policías y soldados fuera de combate.

Además, siguen recibiendo denuncias de secuestros masivos como el de los 48 ciudadanos turcos secuestrados en el consulado de Turquía tomado por ISIS en Mosul .

De igual modo, según informes del Ministerio de Relaciones Exteriores de la India el 18 de junio también fueron secuestrados alrededor de 40 de sus nacionales que trabajaban para una empresa de construcción iraquí.

“Trágicamente algunos de los que han sido secuestrados fueron encontrados muertos y las ejecuciones sumarias al parecer también siguen teniendo lugar”, refirió.

Por otra parte, Colville habló sobre decenas de videos emitidos por ISIS que muestran tratos crueles e inhumanos, decapitaciones y tiroteos dirigidos contra personas aparentemente por su religión o etnia, incluidos chiítas y grupos minoritarios como los turcomanos, shabak, cristianos y yazidíes.

Asimismo, reveló denuncias de al menos dos ejecuciones sumarias de prisioneros perpetradas por el ejército iraquí, una de los cuales tuvo lugar en la estación de policía de al-Qalaa en Tal Afar, que al parecer implicó la muerte de 31 personas detenidas el 15 de junio, pero aclaró que este suceso “todavía no está totalmente comprobado’.

“Instamos a las autoridades iraquíes a que ponga en marcha rápidamente su obligación de investigar a fondo esta y otras ejecuciones sumarias y a realizar un esfuerzo para llevar a todos los responsables ante la justicia’, urgió ACNUDH.

 




Volver arriba