Califica Jeh Johnson como positiva una posible reforma migratoria

WASHINGTON (Notimex).- El secretario del Departamento de Seguridad Interna (DHS) de Estados Unidos, Jeh Johnson, sostuvo que la reforma migratoria será positiva para la seguridad nacional, ya que 11.5 millones de indocumentados podrán salir de las sombras.

Johnson, un abogado afroestadunidense, consideró que dicha reforma debe incluir una ruta a la ciudadanía, a fin de que las personas sin documentos migratorios puedan rendir cuentas y participar plenamente en la vida de Estados Unidos.

“Un camino merecido a la ciudadana para aquellos presentes en nuestro país es, en mi opinión, un asunto de seguridad nacional”, subrayó durante su participación en la Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos (USCM).

La USCM, al igual que un número crecientes de departamentos policiales y de la mayoría del público de Estados Unidos, es una firme partidaria de una reforma migratoria integral.

Johnson, quien encabeza a la mayor dependencia del gobierno federal, con más de un cuarto de millón de empleados, expresó que la seguridad fronteriza debe también ser parte de la reforma.

“En los últimos cuatro años, el DHS ha hecho inversiones históricas en la frontera en términos de recursos humanos. Una reforma migratoria integral reforzaría aún más ese esfuerzo”, señaló.

La iniciativa de reforma migratoria aprobada en junio pasado por el Senado incrementa los recursos para duplicar el número de agentes de la Patrulla Fronteriza.

Por separado, el coordinador de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Erick Cantor, se pronunció a favor de otorgar la ciudadanía a los jóvenes indocumentados traídos por sus padres a Estados Unidos cuando eran niños.

Cantor dijo que aunque existen coincidencias entre republicanos y demócratas sobre algunos aspectos centrales sobre cómo reparar el deficiente sistema migratorio, las diferencias en otros parecen difíciles de reconciliar.

En entrevista televisiva, el legislador por Virginia señaló que aunque existe el reconocimiento en ambos partidos sobre la necesidad de remediar la situación, la ruta no es la misma.

“Existen aspectos que son bipartidistas, como tener una fuerte aplicación de la ley en la frontera, así como en el interior del país y como saben yo soy un fuerte promotor por la iniciativa sobre los niños”, dijo en alusión a la iniciativa conocida como Dream Act (Ley Sueño).

La iniciativa permitiría que unos 800 mil jóvenes que ingresaron a Estados Unidos antes de los 16 años de edad, que no tienen antecedentes criminales, que estudian o que sirven o han servido en las Fuerzas Armadas puedan regularizar su estatus migratorio.

El legislador consideró que la situación que presentan esos jóvenes merece una amplia respuesta.

Los republicanos en la Cámara baja han resistido hasta ahora todo intento para someter a debate una reforma aprobada en 2013 por el Senado que incluyó esa iniciativa, optando por una discusión en partes, sin que por el momento exista fecha para iniciar este proceso.




Volver arriba