Pasajero ebrio agrede a sobrecargo en luna de miel

HONOLULU, Hawái, EE.UU. (AP).- Un pasajero ebrio agredió a un sobrecargo mientras viajaba de Japón a Honolulú, dijeron fiscales federales.      

El japonés Kenji Okamoto se declaró culpable el viernes de interferir en las labores de un asistente de vuelo al agredirlo e intimidarlo.      

De acuerdo con la acusación, Okamoto viajaba en primera clase desde Osaka en compañía de su esposa para pasar su luna de miel en Hawái el mes pasado cuando los sobrecargos notaron que se hallaba ebrio antes del despegue y siguió consumiendo bebidas alcohólicas durante el viaje.      

Okamoto se enfadó cuando uno de los asistentes de Delta Airlines no retiraba su charola de comida, indicaron documentos de la corte. El empleado le dijo que tenía las manos ocupadas. El japonés de 30 años presuntamente “lanzó un golpe en forma de gancho” contra otro sobrecargo que intervino en un intento por suavizar la situación.      

Okamoto golpeó al empleado en los brazos, los cuales había levantado para proteger su cabeza, según la acusación.      

La tripulación del vuelo de Delta dijo a las autoridades que Okamoto después se disculpó llorando, permaneció tranquilo el resto del viaje y posteriormente se durmió.      

Durante una entrevista con las autoridades, Okamoto dijo que antes de abordar había tomado cuatro vasos de cerveza y una copa de vino, y siguió bebiendo champaña y vino ya estando a bordo.      

El juez federal de distrito J. Michael Seabright otorgó una apelación de la fiscal asistente Tracy Hino a una fianza de 50.000 dólares fijada previamente y determinó que Okamoto deberá permanecer detenido sin derecho a fianza en el Centro Federal de Detenciones de Honolulú.      

Delta prohibió a Okamoto, originario de Kioto, volver a viajar en uno de sus aviones, de acuerdo con la apelación de Hino.      

Dado que fue arrestado en el aeropuerto, nunca pudo disfrutar su luna de miel, que pasaría en compañía en un lujoso hotel en el este de Honolulú, dijo Hino.      

El acusado enfrenta una sentencia máxima de 20 años de prisión. La sentencia será dictada el 22 de septiembre.




Volver arriba