La justicia australiana para la repatriación de 153 inmigrantes a Sri Lanka

 

SÍDNEY (EFE).- El Tribunal Superior de Australia emitió hoy en Sídney una orden para detener la devolución por parte de las autoridades australianas a Sri Lanka de 153 solicitantes de asilo, informaron medios locales.

El mandamiento tendrá vigencia hasta mañana, cuando la misma magistratura revise el caso en una vista que se celebrará en la ciudad de Melbourne, según la cadena local ABC.

La intervención judicial surge después de que el ministro australiano de Inmigración, Scott Morrison, confirmara hoy que entregaron la víspera 37 cingaleses y 4 tamiles a las autoridades de Sri Lanka, en un operativo realizado en alta de Marzo criticado por organizaciones humanitarias.

Morrison, en la misma intervención, rehusó revelar la situación de otros 153 solicitantes de asilo supuestamente interceptados hace más de una semana.

Ante la actitud de las autoridades, un grupo de defensores de los derechos de los refugiados recurrió al Superior en favor de los 153 solicitante de asilo y solicitaron una orden interina en una audiencia de carácter urgente.

Se cree, porque el gobierno conservador de Australia no ha confirmado ningún dato por razones de seguridad, que se trata de 153 tamiles, entre ellos varios niños, que huyeron de Sri Lanka hacia un campo de refugiados en la India antes de abordar un barco que los llevaría a Australia y que fue interceptado cerca de la isla australiana Christmas hace más de una semana.

El abogado George Newhouse dijo hoy que el grupo tiene derecho a que las autoridades tramiten sus peticiones de asilo de acuerdo con las leyes australianas y recordó que “huyen de persecuciones y corren el peligro de morir, ser torturados o gravemente heridos por las autoridades de Sri Lanka”.

“El ministro no puede simplemente interceptar su embarcación en el medio de la noche y hacerla desaparecer”, acotó hoy el letrado, según la agencia local AAP.

El Consejo de Refugiados Tamiles en Australia cree que al menos 11 personas del grupo han sido torturados por los servicios de inteligencia ceilandeses.

El Gobierno de Australia ha sido fuertemente criticado por el secretismo en torno a la situación de estas personas y por la tramitación de las solicitudes de asilo en alta de Marzo cuando, según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), el proceso debe realizarse en el país que intercepta a los barcos.

El ex primer ministro liberal Malcom Fraser comparó la entrega de los solicitantes de asilo a Sri Lanka a la de judíos a los nazis en la década de 1930.

Sri Lanka ha sido acusada de no respetar los derechos humanos de la minoría tamil.

La ONU calcula que en los 37 años de guerra entre los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil y las Fuerzas Armadas de Sri Lanka hubo entre 80.000 y 100.000 muertos.




Volver arriba