Australiano reclutaba combatientes para Siria

CANBERRA, Australia (AP).- Un hombre de Sydney sospechoso de encabezar una organización criminal que enviaba australianos a combatir en Siria fue arrestado, dijo el martes la policía.

La policía calcula que unos 100 residentes y ciudadanos australianos han viajado a Siria para combatir en contravención de la ley australiana, algunos de ellos tomando las armas en las filas de milicias vinculadas a grupos terroristas.

Dos hombres de Sydney fueron los primeros sospechosos en ser arrestados después de una investigación estatal y federal de cuatro meses sobre los ciudadanos australianos que trataban de viajar a Siria para combatir en la guerra civil, dijo el subcomisionado de la policía federal australiana, Peter Drennan. “Acusaremos que uno de los hombres es responsable por organizar el viaje, establecer los contactos en el extranjero y de gestionar el viaje a Siria para que ciudadanos australianos luchen en la guerra”, indicó Drennan.

El sospechoso de dirigir la red es un hombre de 39 años. El y un presunto recluta de 23 años comparecerán al martes en las cortes de Sydney acusados de infringir la ley de incursiones extranjeras y reclutamiento.

La ley prohíbe a los australianos, ya sea residentes o ciudadanos, que viajen al extranjero para combatir o reclutar a otros para combatir. El delito se pena con 10 años de cárcel.

La subcomisionada de la policía del estado New South Wales, Catherine Burn, dijo que la red ya había enviado seis australianos a Siria a combatir. “Hemos identificado a quién creemos es la principal persona involucrada en la red de facilitación de enviar a personas a Siria para que se unan al conflicto”, señaló.

Drennan señaló que la dificultad de reunir evidencia de parte de Siria ha impedido que la policía haga más arrestos. La guerra de Siria ha atraído a los civiles australianos que desean ser combatientes como ningún otro conflicto en décadas recientes. Muchos son de origen libanés.

Las autoridades de seguridad temen que muchos de ellos se radicalicen por la guerra y puedan convertirse en una amenaza terroristas cuando regresen a Australia.




Volver arriba