Obispos de Estados Unidos celebran una misa en memoria de migrantes fallecidos

Obispos de Estados Unidos celebran una misa en memoria de migrantes fallecidos

1 / 12


Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.
Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.
Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.
Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.
Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.
Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.
Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.
Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.
Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.
Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.
Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.
Un grupo de obispos celebraron ayer una misa en la frontera con México para enviar un mensaje de esperanza y recordar a los miles de indocumentados fallecidos en su intento de entrar al país.“Estamos aquí en el desierto de Arizona para llorar y lamentar a los muchísimos inmigrantes que han arriesgado y perdido sus vidas”, manifestó el Cardenal Sean O'Malley, de Boston, durante el servicio religioso celebrado en la ciudad de Nogales, Arizona.





Volver arriba