Nuevos choques entre la Policía y hombres armados en Iraq

Nuevos enfrentamientos entre policías e insurgentes en Faluya, Irak, hoy miércoles 1 de enero de 2014.- (AP Photo)

Nuevos enfrentamientos entre policías e insurgentes en Faluya, Iraq, hoy miércoles 1 de enero de 2014.- (AP Photo)

BAGDAD, Iraq. (EFE).- Los choques entre las fuerzas de seguridad y hombres armados, en su mayoría miembros de grupos tribales en ocasiones apoyados por Al Qaeda, se reanudaron hoy en varias zonas de la provincia de mayoría musulmana suní de Al Anbar, al oeste de Bagdad, informó a Efe una fuente de la Policía.

Estos choques, iniciados el pasado lunes, ha ocasionado un número indeterminado de víctimas en las dos partes y han resultado quemados varios vehículos militares, añadió la fuente.

Una fuente médica informó a Efe de que al menos 16 personas murieron y otras 66 resultaron heridas, todas civiles, durante los choques que tuvieron lugar en los últimos días en la ciudad de Ramadi, capital de Al Anbar, aunque se desconoce el número de víctimas en las filas del Ejército.

Asimismo, la ciudad de Faluya, 50 kilómetros al oeste de Bagdad, fue escenario de violentos combates entre las fuerzas de seguridad y grupos armados, que llegaron a tomar el control de la sede de la Dirección de la Policía de esa ciudad tras las retirada de los agentes del edificio.

La fuente explicó que también tomaron la comisaría de Policía del barrio de Al Yulan, en el sur de la ciudad, tras choques con los agentes que se encontraban en el lugar, donde murió el comisario, Muhanad al Suidaui.
En el barrio de Al Karma, en el este de Faluya, hubo también enfrentamientos entre los dos bandos, en los que resultaron destruidos tres blindados militares, mientras otro grupo de combatientes consiguió ocupar un puesto de la Policía en el barrio de Al Sayar, en el norte de la localidad.

Por otra parte, la fuente de seguridad señaló que las autoridades iraquíes levantaron hoy el toque de queda declarado desde hace días en todas las ciudades de Al Anbar.

Ayer, el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, pidió al Ejército que se retire de la provincia de Al Anbar, al considerar que las fuerzas armadas “han vencido en su ataque a los nidos de Al Qaeda y sus seguidores”, tras el desalojo, el pasado lunes, de las acampadas suníes en Ramadi.

A finales de 2012, miles de iraquíes suníes iniciaron unas protestas masivas en varias ciudades del país para alzar su voz contra la marginación que dicen sufrir y pedir la liberación de los detenidos sin cargos y la anulación de la ley antiterrorista.

Esas protestas acabaron convertidas en acampadas permanentes en las capitales de las provincias de mayoría suní, entre ellas Al Anbar, donde en las últimas dos semanas se han producido varios ataques graves contra altos mandos del Ejército iraquí.

Etiquetas:, ,