Nuevas pruebas contra Mursi

Nuevas pruebas contra Mursi

Analizarán vídeos de una matanza de manifestantes

EL CAIRO (EFE).- El tribunal egipcio que juzga al depuesto presidente Mohamed Mursi por su supuesta implicación en la muerte de manifestantes en diciembre de 2012 decidió fijar para hoy una nueva sesión para tomar testimonio a responsables de seguridad.

Ayer, en la cuarta sesión del juicio, en el que también son procesados catorce dirigentes de los Hermanos Musulmanes, el magistrado Hasan Sabri Yusef pidió para hoy la comparecencia de tres altos mandos de la Guardia Republicana, testigos de la acusación, informaron fuentes judiciales.

El Tribunal Penal de El Cairo ordenó además que un comité de expertos de la radio y televisión presente un informe el 1 de marzo próximo sobre las imágenes filmadas de los incidentes que se le imputan a Mursi.

Estas imágenes de los enfrentamientos entre partidarios y detractores de Mursi frente al palacio presidencial de Al Itihadiya fueron presentadas por la Fiscalía General como pruebas condenatorias.Junto al ex mandatario, están siendo procesados el vicepresidente del Partido Libertad y Justicia (brazo político de la Hermandad Esam al Arian) y el miembro de su Ejecutiva Mohamed Beltagui.Mursi, depuesto por un golpe de Estado el 3 de julio de 2013, fue trasladado en helicóptero desde la prisión de Burg al Arab, en el noreste de Egipto, a la Academia de la Policía, en las afueras de El Cairo, donde se celebra el juicio.Los demás acusados llegaron a la sesión, que fue muy breve, en vehículos blindados desde la cárcel cairota de Tora.La vista se desarrolló con tranquilidad, aunque ante el temor a las protestas convocadas por los islamistas, la Academia de la Policía estuvo rodeada de un amplio despliegue de fuerzas de seguridad.Los Hermanos Musulmanes calificaron el proceso de “farsa” llevada a cabo por la “justicia golpista”, en alusión a que los magistrados supuestamente defienden a las nuevas autoridades y el golpe militar del pasado julio.Mursi afronta otros juicios por huir de una cárcel durante la revolución de enero de 2011, que derribó al presidente Hosni Mubarak, por entregar información clasificada a países y organizaciones extranjeras como el movimiento islamista palestino Hamás, y por insultar a la judicatura.

Por otra parte, Egipto convocó ayer al encargado de negocios de Catar en El Cairo, Jaled Ali al Maliki, para reclamar por la acogida que brinda ese país a islamistas buscados por la justicia egipcia, entre otros motivos.

Por segunda vez en un mes, las autoridades egipcias protestaron de manera formal ante Catar por no entregar a egipcios residentes en Doha con causas pendientes en su país de origen, según informa el Ministerio egipcio de Asuntos Exteriores.

El portavoz de Exteriores egipcio, Badr Abdelati, señaló que su departamento también transmitió al responsable de Catar un mensaje en el que denuncia “la incitación” de algunos canales cataríes contra Egipto, en alusión indirecta a la televisión Al Yazira.

En tanto, en Kenia periodistas de varios países protestaron y exigieron la liberación de tres periodistas detenidos en diciembre pasado en Egipto, acusados de divulgar noticias falsas sobre el conflicto en este país.




Volver arriba