Venden mansión por 102 millones de dólares en Los Angeles

LOS ÁNGELES, California (Notimex).- Una mansión de 50 mil pies cuadrados, ubicada en el oeste de Los Angeles, fue vendida por 102 millones de dólares por un comprador anónimo, reportaron hoy aquí voceros de bienes raíces.

La mansión, descrita como un palacio francés, ha sido considerada como la más costosa compra venta en el sur de California.

La construcción fue en algún momento propiedad del multimillonario Michael Milken, mientras el nuevo comprador exigió que se mantenga su nombre en el anonimato.

Milken, reconocido por sus acciones filantrópicas y fundador del Instituto Milken, enfrentó su peor crisis luego de declararse culpable en 1990 de fraude en transferencias bancarias. Salio de prisión en 1993 después de 22 meses de reclusión.

La residencia que había sido puesta a la venta en el 2007 cuando fue ofrecida en 125 millones de dólares fue llamada ‘Fleur de Lys’ (Flor de liz) por la vendedora y socialite Suzanne Saperstein.

Ha trascendido que el comprador es un billonario francés que pagó la propiedad en efectivo y concretó la compra venta en diez días.

El comprador fue representado por Fred Bernstein de la agencia de bienes raíces Westside.

La compra no pudo eclipsar el récord establecido el año pasado con la residencia más cara en California cuando en el norte de la entidad se compró en Woodside por 117 millones 500 mil dólares.

La mansión está en Holmby Hill, que junto con Beverly Hills y Bel Air conforman lo que los expertos en bienes raíces llaman triángulo de platinum con mansiones y propiedades costosas.

La mansión es una construcción neoclásica con decoraciones de estilo museo y áreas como un mini Versalles con jardines formales, árboles longevos en un terreno del tamaño de una cancha de soccer.

El área también cuenta con dos canchas de tenis, un complejo de alberca y spa, y área para correr alrededor de la mansión desde su parte interna.

Mucha de la construcción es con piedras importadas, marcos de acero y estructura antisísmica, además de contar con un salón para 500 invitados.

También cuenta con una biblioteca de dos niveles, sala de proyecciones, cuarto de música, estudio de baile, estética, una docena de recámaras y 15 baños.

Tiene una cocina comercial, un cuarto para lavado de platos, otro para repostería, bodega de vinos, cuarto para cena del personal, oficinas y centro de seguridad.

La mansión fue usada para la filmación de la serie de televisión de la ABC “Big Shots” (2007-08), comerciales del Super Bowl 2008 y la cinta del 2011 “The Green Hornet” (El avispón verde).



Volver arriba