Urgen inmigrantes en EE.UU. a adoptar una reforma migratoria

Por Pablo Tonini

MIAMI (Notimex).- Una coalición de 50 organizaciones de inmigrantes hizo hoy un llamado hoy al presidente Barack Obama y a congresistas para que adopten una reforma migratoria este 2014 o será difícil aprobarla en 2015 por ser un año prelectoral político.

“Pese a que el presidente dice que si no es este año, será el otro que se adopte una reforma, en 2015 va a ser muy difícil por ser un año político en el que nadie va a querer tomar responsabilidad por la reforma”, dijo Francisco Portillo, de la Unidad Hondureña Francisco Morazán.

La Coalición de Organizaciones Latinas Unidas por una reforma migratoria integral anunció en rueda de prensa una marcha para el próximo 6 de abril en Miami en apoyo a movilizaciones similares en Los Angeles, Chicago, Houston, Dallas, Nueva York, Las Carolinas, Atlanta y Washington DC.

“Va a ser un mensaje a nivel nacional para decirles a los congresistas que ya es tiempo de que se apruebe una reforma migratoria y para que el presidente Obama frene las deportaciones”, dijo Portillo.

“Hemos sufrido muchos años porque ha habido muchas promesas de los políticos. El presidente Obama nos prometió en su primer ejercicio una reforma y en el Senado ya pasó y ahora estamos esperando que se pongan de acuerdo en la Cámara baja”, dijo el pastor ecuatoriano Enrique Pacheco.

El pastor se refirió a una encuesta que señala que 63 por ciento de loa ciudadanos de este país se ha pronunciado porque se resuelva el tema de una reforma migratoria.

‘Muchos de los congresistas tienen historia de inmigrantes. Llegó el momento de que los inmigrantes se unan y los congresistas se unan y tomen decisiones’, apuntó a su vez la colombiana Jenny Mansur, de Comunidades en Acción.

“El 6 de abril enviaremos un mensaje bien claro que lo único que hace falta es valentía de parte de los congresistas y deben tener en cuenta que vienen las elecciones de noviembre y el voto latino será clave y se les va a pasar la factura”, señaló Portillo.

Pese a que el mismo Obama considera que las leyes de inmigración deben ser cambiadas, bajo su gobierno casi dos millones de personas han sido deportadas de Estados Unidos.

La semana pasada el presidente ordenó a su gobierno buscar mecanismos más humanitarios para manejar mejor las deportaciones de los inmigrantes indocumentados.

Una reforma migratoria afectaría a unos 11 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula viven en Estados Unidos.




Volver arriba