Senador demanda a gobierno de Obama por espionaje

Senador demanda a gobierno de Obama por espionaje

Por EILEEN SULLIVAN

WASHINGTON (AP).- El senador republicano Rand Paul y un grupo respaldado por el Tea Party demandaron el miércoles al gobierno del presidente Barack Obama por la política de recopilación de registros telefónicos de la Agencia de Seguridad Nacional. Paul dijo que la demanda fue presentada a nombre de ellos mismos y en representación de “todo aquel que en Estados Unidos tenga un teléfono”.

El senador por Kentucky y el grupo Freedomworks están representados por el exsecretario de Justicia de Virginia, Ken Cuccinelli, quien compitió sin éxito el año pasado por la gubernatura de ese estado. La querella argumenta que el programa de recolección masiva en existencia desde 2006 viola el derecho consignado en la Cuarta Enmienda constitucional en contra de indagatoria injustificada.

La demanda además exige el fin del programa, el cual fue revelado por el exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional Edward Snowden. El gobierno de Obama sostiene que el programa, el cual inició bajo el gobierno del presidente George W. Bush, es legal.

Las cortes han dado mayormente la razón al gobierno. Obama ha pedido realizar reformas al programa en un esfuerzo por recuperar la confianza pública. Otros, como Paul, han pedido el fin de este tipo de vigilancia. Paul evadió una pregunta sobre sus ambiciones presidenciales durante una conferencia de prensa realizada el miércoles.

Pero su demanda es el esfuerzo más reciente para propulsar el debate sobre el otrora secreto programa de vigilancia hacia la campaña presidencial de 2016. El debate sobre la vigilancia ha expuesto tensiones al interior del partido para los republicanos.

El Partido Republicano está dividido sobre este asunto entre su liderazgo, que apoya el programa por cuestiones de seguridad, y miembros de mente libertaria a quienes les preocupa más el involucramiento del gobierno en la vida privada de los estadounidenses.

El Comité Nacional Republicano aprobó el mes pasado una resolución para dar fin a los programas de vigilancia. Si bien algunos republicanos minimizaron su significancia, la votación no vinculante fue vista como un asentimiento a republicanos como Paul.

La Casa Blanca y el Departamento de Justicia no hicieron comentarios sobre la demanda específicamente, pero señalaron que consideran que la recolección masiva de registros telefónicos es legal. “Esta, creemos nosotros, será una demanda histórica”, dijo Paul después de presentar la querella en la Corte Federal de Distrito en el Distrito de Columbia. “Creemos concebiblemente representar a cientos de millones de personas que tienen líneas telefónicas o teléfonos celulares en este país”.




Volver arriba