Satélite chino habría captado imágenes de restos del avión desaparecido

WASHINGTON, Estados Unidos (EFE).- El Gobierno chino publicó hoy en una de sus sitios web oficiales tres imágenes captadas por uno de sus satélites de lo que podrían ser restos del avión de Malaysia Airlines desaparecido desde el pasado viernes cuando volaba de Kuala Lumpur a Pekín con 239 personas a bordo, constató Efe.

Las imágenes se tomaron el pasado domingo 9 de marzo sobre las 11 de la mañana pero no han sido reveladas hasta hoy por la Administración de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa Nacional, según pudo constatar Efe en su página web.

Tras la publicación de las instantáneas, el jefe de la aviación civil china, Li Jiaxiang, dijo que en estos momentos las autoridades no pueden confirmar que los restos atisbados tengan relación con el avión desaparecido.

“Los satélites chinos han encontrado humo y objetos flotantes. Por el momento no podemos confirmar que esto guarde relación con el avión desaparecido”, explicó Li en declaraciones que recogen los medios estadounidenses.

Las instantáneas captadas por el satélite situarían al avión en el Mar del Sur de China, cerca de donde comenzó la búsqueda inicial del aparato antes de que se ampliara la zona de rastreo ante la hipótesis de un cambio de rumbo o un intento de volver al punto de partida.

En su sitio web, el departamento gubernamental chino precisó que los objetos sospechosos fueron localizados “a unos 6,7 grados latitud norte y 105,63 grados longitud este” y que se extienden por un área “con un radio de 20 kilómetros”.

Asimismo, especificó que el tamaño de los restos atisbados “es de 13×18 metros, 14×19 metros y 24×22 metros aproximadamente, según los cálculos del satélite”.

Tras conocerse estas informaciones, la Séptima Flota de Estados Unidos dijo a la cadena nacional CNBC que no tiene previsto cambiar el área de búsqueda del avión desaparecido.

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur (Malasia) el sábado pasado a las 00.41 hora local (16.41 GMT del viernes) y tenía previsto llegar a Pekín a las 06.30.

El Boeing 777-200 llevaba carburante para 7,5 horas de vuelo y transportaba a 227 pasajeros, incluidos dos menores, y una tripulación de 12 personas.




Volver arriba