Rodman se disculpa por sus comentarios sobre Kenneth Bae

La antigua estrella de la NBA Dennis Rodman.- (AP)

WASHINGTON (EFE).- La antigua estrella de la NBA Dennis Rodman se disculpó hoy por los comentarios sobre Kenneth Bae, ciudadano estadounidense de origen surcoreano retenido en Corea del Norte desde 2012, en los que insinuó que su detención estaba justificada y reconoció que cuando los realizó estaba bebido.

Rodman aseguró el martes que Bae hizo “una cosa”, sin especificar más, en una tensa entrevista en directo con el canal estadounidense CNN desde Pyongyang, donde ayer disputó un partido de exhibición junto a otros exjugadores de la NBA para celebrar el cumpleaños del líder norcoreano, Kim Jong-un.

“Si entendieras lo que Kenneth Bae hizo… ¿Entiendes lo que hizo en este país? No, no, no, dime, dime. ¿Por qué está cautivo en este país, por qué? Me encantaría hablar de esto”, respondió el exjugador de la NBA cuando el periodista Chris Cuomo le preguntó si intentaría hablar en nombre de la familia del detenido.

“Quiero disculparme primero que nada con la familia de Kenneth Bae”, señaló hoy Rodman, quien también pidió perdón a Cuomo, en nombre de sus compañeros de equipo y de sus asesores, en un comunicado facilitado por su publicista.

El exbaloncestista explicó que el día de la entrevista le resultó “muy estresante”, porque algunos de los exjugadores que lo habían acompañado al país asiático querían volver por las presiones de sus familias y de sus socios empresariales y que su proyecto de “diplomacia del baloncesto” se estaba desmoronando.

“Había estado bebiendo. No es una excusa, pero en el momento de la entrevista estaba molesto. Estaba agobiado”, admitió Rodman.

En su cuarto viaje a Corea del Norte, Rodman acudió para celebrar el que se cree que es el 31 cumpleaños de Kim Jong-un -no se sabe con exactitud su edad- y participó en un partido con otros exbaloncestistas como Vin Baker y Cliff Robinson contra un combinado norcoreano.

Rodman, que se considera “un gran amigo” de Kim, le cantó también el “cumpleaños feliz” desde la pista de baloncesto.

Pero sus declaraciones sobre Bae, un pastor evangélico que trabajaba como agente de viajes en la región china fronteriza con Corea del Norte, condenado el pasado abril a 15 años de trabajos forzados por el Tribunal Supremo norcoreano, levantaron polémica en Estados Unidos.

“Estaba en una posición para hacer algo bueno y para ayudar a defender a Kenneth y rechazó hacerlo”, denunció la hermana de Bae, Terri Chung, a la CNN, y también lamentó que “en lugar de eso decidió lanzar esas terribles acusaciones contra Kenneth”.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado estadounidense, así como la NBA, se desvincularon del viaje de los exjugadores, insistieron en que se trata de un “viaje privado” y explicaron que siguen trabajando a través de sus propios canales diplomáticos para conseguir la liberación de Bae.




Volver arriba