Recuerda La Casa Blanca a líder campesino César Chávez

Recuerda La Casa Blanca a líder campesino César Chávez

El líder campesino César Chávez, de origen mexicano

WASHINGTON (Notimex).- En vísperas del aniversario número 84 de su nacimiento en una granja de Arizona y considerado ‘una de las figuras heroicas de nuestro tiempo’, el líder campesino César Chávez, de origen mexicano, será una vez más honrado en La Casa Blanca.

Inspirado en el lema ‘Sí se puede’, que él mismo acuñó durante más de cuatro décadas de lucha por los derechos campesinos, Chávez será recordado este miércoles con una presentación especial de la cinta ‘César Chávez: An American Hero’, del mexicano Diego Luna.

El propio Luna y las protagonistas del filme, entre ellas América Ferrera, que interpreta a la esposa, Helen Chávez y Rosario Dawson, en el papel de la lideresa hispana Dolores Huerta, acudirán a la Casa Blanca para la premier especial.

La cinta evoca la azarosa vida de Chávez, un humilde campesino nacido el 31 de marzo de 1927 en Arizona y muerto 66 años más tarde en el epílogo apacible de una tumultuosa vida por un cáncer, en ese mismo estado.

Promotor de ‘la no violencia’, organizador de millones de campesinos inmigrantes y figura emblemática de la fuerza hispana, Chávez logró avances impensables hace más de 50 años para los jornaleros agrícolas, siempre temerosos de protestar por sus derechos, en Estados Unidos.

Fundador en 1964 de la Asociación Nacional de Trabajadores Agrícolas (NFWA), que en 1966 cambió de nombre a Comité Organizador Unido de los Trabajadores Agrícolas y, en 1971, adoptó el nombre definitivo de Unidad de los Trabajadores Agrícolas de América (UFW), Chávez se convirtió en su presidente.

Durante una ola de disturbios sociales que sacudió a Estados Unidos en 1968, Chávez alcanzó una notoria relevancia pública al iniciar un boicot nacional contra los productores de uva de mesa de California, a fin de presionar un convenio más justo para los agremiados.

Chávez concitó el apoyo generalizado en todo el país y obligó a los productores de uva a negociar con la UFW.

El mismo miembro de una familia de inmigrantes de origen mexicano empleados en el trabajo agrícola, vivió una infancia en pobreza y entre los viñedos y granjas que recorrió de California a Arizona.

Desde pequeño comenzó a trabajar, fue poco a la escuela, pero emergió como un estratega clave en la organización de los campesinos con base en prácticas no violentas, enormes movilizaciones y tres ayunos prolongados.

En su intenso trajinar, Chávez hizo públicas las condiciones inhumanas en que laboraban millones de campesinos, logró contratos colectivos de trabajo, a través de huelgas de hambre y boicots organizados, predicando la no-violencia activa.

Entre sus recursos de lucha, Chávez hizo un ayuno de 25 días en 1968, que repitió en 1972 durante 24 días, y de nuevo en 1988, durante 36 días.

‘Por todas partes los campesinos están enfadados y angustiados que nosotros no podamos ganar sin violencia’, dijo entonces el carismático líder.

Partidario de la persistencia, el trabajo duro y aún la voluntad de sacrificio, Chávez fue convencido de que ‘nosotros podemos ganar y podemos guardar nuestro propio respeto’.

A su muerte, en abril de 1993, en un sitio cercano al lugar donde nació, Chávez fue llamado por el extinto senador Robert Kennedy, “una de las figuras heroicas de nuestro tiempo’.

El cardenal Roger M. Mahoney, que celebró la misa fúnebre de Chávez, se refirió al líder campesino como “un profeta especial para los campesinos del mundo”.

Cientos de miles de campesinos, obreros, niños y nietos de Chávez, llevaron a su líder desde Memorial Park hasta Forty Acres.

En los funerales de Chávez, el dramaturgo y activista Luis Valdéz dijo, “César, nosotros hemos venido a plantar su corazón como una semilla. … los campesinos segarán la mies en la semilla de su memoria”.

En una ceremonia en La Casa Blanca, Helen Chávez, la viuda de César, aceptó la Medalla de Libertad para su marido difunto de manos del presidente Bill Clinton el 8 de agosto de 1994.

Al agradecer la Medalla, el presidente de la UFW, y sucesor de Chávez, Arturo Rodríguez, dijo en nombre de Los Campesinos Unidos:

“Todos los días en California y en otros estados dónde los campesinos se están organizando, César Chávez vive en sus corazones. César vive dondequiera que hay americanos que él inspiró y que trabajan sin la violencia para el cambio social”.




Volver arriba