Rechaza ciudad de California a niños indocumentados

LOS ÁNGELES, Estados Unidos (Notimex).- Cientos de residentes de la ciudad californiana de Murrieta rechazaron hoy la llegada de los primeros autobuses con menores indocumentados, y obligaron a que retornaran a la ciudad de San Diego, fronteriza con México.

Autoridades de Murrieta, una ciudad del área del condado de Riverside al sureste de Los Angeles, habían acordado recibir a un grupo de unos 140 menores indocumentados detenidos por autoridades migratorias en Texas.

Pero a primera hora de este martes, entre 200 y 300 residentes se apostaron con pancartas y consignas para rechazar la presencia de los menores, un episodio que motivó incluso airadas discusiones con activistas a favor de los inmigrantes.

Cuando el asunto pareció tornarse complicado, autoridades de migración decidieron devolver los autobuses a la estación de San Ysidro en la frontera de Mexico con San Diego.

El plan de las autoridades migratorias era recabar todas las declaraciones e informaciones de los inmigrantes y procesarlos antes de ser reunidos con sus familiares.

Lideres de la ciudad de Murrieta, entre ellos el alcalde Alan Long y sus concejales, se opusieron de forma tajante a que la ciudad fuera acondicionada para recibir a decenas de indocumentados.

El gobierno federal dio asistencia en 2013 a 25 mil menores de edad que enfrentaron procesos de deportación y este año se prevé que la cifra crezca a unos 60 mil.

Se espera que se mantenga el clima de tensión en Murrieta luego de que las autoridades anticiparon un flujo permanente de llegadas de menores de edad a estas instalaciones de migración.

De hecho, se anticipa que el próximo viernes lleguen otros 140 menores de edad a la ciudad californiana.




Volver arriba