Putin perdona a Jodorkovski, su mayor enemigo

MOSCÚ (EFE).— El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció hoy que su principal enemigo, Mijaíl Jodorkovski, será indultado tras pasar más de diez años entre rejas, aunque el abogado del exmagnate petrolero niega haber pedido el perdón.

“Ha pasado ya más de 10 años en la cárcel. Ese es un castigo serio (…) En breve será firmado el decreto sobre su indulto”, aseguró Putin a la prensa tras su rueda de prensa anual.

Putin afirmó que Jodorkovski, que debía abandonar la cárcel en octubre de 2014, le envió recientemente una petición de indulto, condición indispensable para que un reo reciba el perdón presidencial.

Al solicitar el perdón, el otrora hombre más rico de Rusia, que fue detenido el 25 de octubre de 2003, “se basa en circunstancias de carácter humanitario. Su madre está enferma”, explicó.

Hasta ahora, el considerado preso político más importante de Rusia, que cumple condena desde 2005 por diversos delitos económicos relacionados con su ahora expropiada petrolera Yukos, se había negado a solicitar el indulto por cuestión de principios.

“Mijaíl Borísovich (patronímico de Jodorkovski) debía, de acuerdo con la ley, escribir el correspondiente papel. No lo había hecho, pero hace muy poco escribió tal papel y se dirigió a mí con la petición de indulto”, aseguró Putin.

En cambio, el abogado del encarcelado magnate, Vadim Kliuvgant, se apresuró a negar que su cliente hubiera solicitado el indulto.

“No lo ha solicitado, y en los últimos tiempos no disponemos de información sobre que alguien lo haya pedido en su nombre”, dijo, aunque juristas comentaron que Jodorkovski podría haber enviado la petición a través de la administración de la cárcel.

Añadió que, en caso de que sea cierto, su cliente, que fue trasladado hace dos años a una penitenciaría en la república de Karelia, noroeste de Rusia, debería salir en libertad inmediatamente después de que el decreto sea hecho público.

La madre del empresario, Marina Jodorkovskaya, comentó que la última vez que vio a su hijo éste no le comunicó su intención de solicitar el perdón a al presidente.

“Apoyo plenamente cualquier decisión que tome. Debe salir en libertad, sus hijos y nietos crecieron sin él. Juzgarle por sus decisiones sólo puede el que haya estado diez años en prisión”, dijo.

Así, respondía a las afirmaciones de que Jodorkovski no debía haber pedido el indulto ya que eso será interpretado por el Kremlin como un reconocimiento de culpa o puede dañar su reputación de disidente político.

De hecho, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró que, al pedir el perdón, el otrora hombre más rico de Rusia está admitiendo que es culpable de los cargos por los que fue sentenciado.

“En nombre del presidente ha sido entregada su petición de indulto. Si pide el indulto, significa que admite su culpa”, indicó.

Además, admitió que Platón Lébedev, amigo y socio de Jodorkovski que recibió la misma condena y tiene una salud muy frágil, no se ha dirigido al Kremlin para pedir clemencia.

Durante la rueda de prensa, el presidente aseguró que no le veía ninguna perspectiva al tercer caso penal incoado recientemente por la Fiscalía contra Jodorkovski, quien cayó en desgracia cuando decidió financiar a la oposición al Kremlin y denunció corrupción en el Gobierno de Putin.

El anuncio del indulto se produjo después de que el fiscal adjunto, Alexandr Zviáguintsev, anunciara que el multimillonario aún es objeto de varias investigaciones penales, entre ellas una acerca de lavado de dinero por valor de 10.000 millones de dólares.

Jodorkovski, de 50 años, fue condenado en 2005 y 2010 a un total de 13 años y medio de prisión por diversos delitos económicos, entre los que figuran el robo de petróleo a su propia compañía, juicios tachados de políticos por la oposición y Occidente.

“El hombre que creó la empresa más exitosa y la moderna cultura de gestión estuvo más de diez años en la cárcel por nada”, aseguró el liberal Vladímir Rizhkov.

El anunciado indulto de Jodorkovski fue bienvenido por los embajadores de Estados Unidos y la Unión Europea, que habían pedido en numerosas ocasiones la liberación del empresario, quien no dejó de criticar desde la cárcel el autoritarismo de Putin.

Nada más conocerse la noticia, la bolsa moscovita experimentó una subida, mientras el Gobierno se manifestó convencido de que el indulto del más famoso oligarca mejorará el clima inversor.

Según los expertos, la decisión de indultar a Jodorkovski, sumado a la pronta amnistía de varios opositores, los activistas de Greenpeace y las dos jóvenes del grupo punk Pussy Riot, beneficiará a la imagen de Rusia en el exterior, sobre todo a pocos meses de la Olimpiada de Invierno de Sochi, proyecto personal de Putin durante cuyos preparativos se denunciaron escandalosos casos de corrupción.




Volver arriba