Pruebas de ADN ayudan a aclarar asesinato 23 años después

MIAMI (Notimex).- El asesinato de una mujer ocurrido hace 23 años en Florida, fue resuelto por autoridades, gracias a pruebas de ADN, que atribuyen el crimen a un hombre que fue ejecutado en 2011 por otros tres asesinatos.

Las pruebas de ADN identifican a Oba Chandler como el principal sospechoso en el asesinato de Ivelisse Berrios Beguerisse, quien fue encontrada muerta en el Condado Broward, al norte de Miami el 27 de septiembre de 1990.

Dan Cucchi, del Departamento de Policía de Coral Springs, dijo al diario Sun Sentinel que los investigadores originales procesaron muestras de ADN sin mucho éxito porque la tecnología era menos sofisticada en el momento y no existía su récord en la base de datos del criminal.

Chandler fue condenado en 1994, que es cuando su perfil de ADN habría sido ingresado en la base de datos nacional.

“Es sólo que no teníamos el perfil de violación de la víctima en el momento”, dijo Cucchi.

Chandler fue condenado por la violación, estrangulación y el asesinato de una mujer de San Petersburgo y sus dos hijas.

Fue ejecutado mediante inyección letal en la prisión estatal de Starke en 2011 a la edad de 65 años.




Volver arriba