Promulgan ley que permite portar armas en cualquier sitio de Georgia

ATLANTA, Estados Unidos (EFE).- El gobernador de Georgia (EE.UU.), Nathan Deal, promulgó hoy una ley que permite portar armas prácticamente en cualquier parte, como iglesias y escuelas, y usarlas si se siente riesgo para la seguridad personal, lo que convierte al estado en uno de los más permisivos a este respecto.

“Los fundadores de nuestra nación pusieron el derecho a portar armas al lado de la libertad de expresión y la libertad de culto. Los residentes de Georgia abrigan sus derechos de la Segunda Enmienda y esta ley salvaguarda esos valores”, declaró Deal.

El republicano, que en varias ocasiones se ha definido como un férreo defensor de la Segunda Enmienda, aseveró que la ley servirá para “proteger” a quienes portan sus armas legalmente.

“Por décadas he defendido incondicionalmente nuestros derechos de la Segunda Enmienda, tanto como legislador o como gobernador. Esta legislación va a proteger los derechos constitucionales de los residentes de Georgia que han pasado por una revisión de antecedentes para obtener una licencia para portar armas legalmente”, agregó.

De acuerdo con datos de la oficina del gobernador, cerca de 500.000 personas en Georgia cuentan con una licencia para portar armas, lo que representa el 5 % de la población.

Para obtener una licencia de portar armas, los residentes de Georgia deben ser sometidos a una revisión de sus antecedentes para determinar que no tienen problemas legales.

La HB60, calificada por sus detractores como una ley de “armas en todas partes”, permitirá a los residentes de Georgia utilizar armas si se sienten que su seguridad está en riesgo.

Con la entrada en vigor de la ley, se darán las condiciones para alegar “defensa absoluta” para usar un arma en caso de que quien la porte se vea amenazada.

De acuerdo con los expertos, la ley dejaría además abierta la posibilidad de que personas que han cometido delitos puedan utilizar un arma.

Los feligreses sólo podrán llevar armas a las iglesias si estas lo permiten, luego de que se aprobara una enmienda en el último día de la legislatura por presión de líderes religiosos del estado.

Tras el cambio en la ley, quienes lleven un arma a una iglesia podrían ser acusados de un delito menor y multados con 100 dólares.

Otra controvertida provisión, que inicialmente formaba parte de la ley y fue eliminada conforme esta avanzaba, era una que pretendía permitir a los estudiantes llevar armas a las universidades del estado.

La medida, que fue aprobada a último minuto durante la pasada sesión legislativa y entrará en vigencia el 1 de julio, ha sido calificada por la Asociación Nacional del Rifle (NRA) como la “reforma proarmas más integral que se ha llevado en la historia del estado”.

La HB60 ha sido considerada por sus detractores, entre ellos la excongresista Gabby Giffords y su esposo, el astronauta Mark Kelly, como la más “extrema” del país y ha generado preocupación entre diversos sectores.

Giffords, que fue víctima de un tiroteo en 2012 mientras hacía campaña en un estacionamiento del estado de Arizona, lideró por meses una campaña a través de la organización Americans for Responsible Solutions (ARS) para tratar de detener el avance de la medida en el estado.

Quienes se oponen a la ley argumentan que esta generará más violencia en las calles y pondrá en peligro a las autoridades que luchan contra el crimen en el estado.

La ley legaliza el uso de silenciadores, para ser utilizados en actividades de cacería y establece la edad mínima para portar armas en 18 años en lugar de los 21 establecidos hasta ahora.

Asimismo, eliminará la toma de huellas digitales en cuando de renueve la licencia para portar armas y prohíbe al estado crear o mantener una base de datos con las personas que tengan una licencia para portar armas.




Volver arriba