Pondrá mexicano invitado a informe de Obama rostro a la inmigración

 

Por Rubén Barrera

WASHINGTON (Notimex).- El mexicano Cristian Avila expresó hoy su emoción al conocer que fue incluido entre los invitados a acompañar a la primera dama estadunidense Michelle Obama en el palco de honor al informe del presidente, Barack Obama, sobre el estado de la nación.

‘Todavía no me la creo’, dijo Avila, quien llegó a Estados Unidos a los nueve años de edad junto a sus pequeños hermanos gemelos.

En entrevista con Notimex, el mexicano recordó que su expectativa era incierta cuando decidió sumarse al ayuno en demanda de una reforma migratorio en Estados Unidos en octubre pasado en Phoenix, Arizona, donde reside junto al resto de su familia.

‘Lo que pensé entonces era que iba a durar siete días (en ayuno) y ya’, dijo el joven indocumentado coordinador en Arizona de la campaña Mi Familia Vota.

Sin embargo, semanas después Avila fue invitado a integrarse al grupo de activistas y líderes civiles a favor de la reforma migratoria que iniciaron un ayuno similar en una carpa instalada frente al Capitolio.

El grupo recibió ahí las visitas de apoyo del presidente Obama, de la primera dama, del vicepresidente Joe Biden y del secretario del Trabajo, Tom Pérez, además de varios legisladores demócratas y líderes comunitarios, entre otros.

‘Estoy muy honrado (por la invitación), pero estoy ansioso por saber lo que va a decir el presidente (Obama) sobre el sistema migratorio’, indicó.

Su expectativa es similar en torno a los principios que darán a conocer los republicanos sobre el tema migratorio, cuyo debate se encuentra detenido en la Cámara de Representantes ante la resistencia de éstos para adoptar como base la iniciativa aprobada por el Senado en junio pasado.

Avila consideró que si bien su presencia en el palco presidencial es motivo de una enorme satisfacción, ‘no creo que me pueda tomar el crédito. Sé que soy afortunado de estar en este evento, pero no es algo que hice solo’.

‘Si he llegado a este punto ha sido por el sacrificio de mis padres, por la seguridad que he aprendido de gente como (el líder sindicalista méxico-estadunidense) Eliseo (Medina), que me han enseñado a ponerme de pié y hacer escuchar mi voz’, subrayó.

Avila, quien reside en Phoenix con sus padres y sus dos hermanos de 18 años, recordó que su emoción tras saber la noticia fue mayor cuando la comunicó a sus padres, originarios del estado mexicano de Morelos.

‘Mi mamá se quedó sin palabras, mi padre es un poquito más chillón, las lágrimas empezaron a brotarle cuando le dí la noticia y me dijo que estaba muy orgulloso de mi’, contó.

Avila, de 23 años, señaló que si bien su expectativa de largo plazo es atestiguar la aprobación por parte del Congreso de una reforma migratoria, ‘no importa si es en partes’-, su objetivo de este martes es simple, pero importante.

‘Lo que espero es que estando ahí (en el palco presidencial) le pueda poner una cara a esta comunidad. Somos gente común con metas y aspiraciones como el resto y queremos estar integrados en esta sociedad con derechos y obligaciones’, apuntó.

 




Volver arriba