Policía de California sabía de videos; no los vio

LOS ANGELES (AP).- Varios policías que visitaron a Elliot Rodger tres semanas antes de que matara a seis personas cerca de la Universidad de California en Santa Bárbara eran conscientes de que el muchacho había publicado videos inquietantes pero no los vieron, y no se enteraron de su último video -donde detalla su “Día de la Retribución”- hasta después de la masacre, revelaron las autoridades. La divulgación, en un comunicado de la policía del condado de Santa Barbara del jueves- corrigió una afirmación previa de que los agentes no tenían conocimiento de ningún video cuando fueron a visitarlo el 30 de abril.

El comunicado de la policía también proporcionó nuevos detalles sobre la secuencia de acontecimientos durante esa visita fundamental al apartamento de Rodger, realizada justo cuando él estaba planeando una masacre que terminó con su aparente suicidio.

Las armas que usó en los asesinatos hace una semana estaban escondidas en el apartamento en el momento de la visita, pero la policía nunca cateó la vivienda ni realizó una comprobación para determinar si él poseía armas de fuego, ya que no lo consideraron una amenaza. La declaración de la policía no explica por qué nadie vio los videos o si los agentes sabían algo sobre su contenido más allá de una descripción que hicieron de ellos, de “preocupantes”.

La policía también reveló detalles nuevos sobre la secuencia de acontecimientos antes de la matanza. Dijo que Rodger subió su último video a YouTube _detallando su “Día de la Retribución” e indicando sus planes y motivos de los asesinatos_ a las 9:17 de la noche del día de la balacera, el 23 de mayo

Un minuto más tarde, envió por correo electrónico un largo escrito a sus padres y terapeuta, donde también detallaba sus planes y despreció a todos a quienes él sentía que eran responsables de sus frustraciones sexuales y su existencia miserable en general. Se informó de los primeros disparos a las 9:27 de la noche. El tiroteo ya había terminado y Rodger estaba muerto apenas ocho minutos después.

Pasó otra media hora antes de que el terapeuta leyera el escrito enviado por correo electrónico y 11 minutos más hasta que se puso en contacto con la policía, a las 10:11 de la noche. Las autoridades se pusieron en contacto con la madre de Rodger y se enteraron también del escrito y del video del “Día de la Retribución”.- MICHAEL R. BLOOD y TAMI ABDOLLAH



Volver arriba