Polémica en Nueva York por el sorteo de un rifle de asalto en una iglesia

Polémica en Nueva York por el sorteo de un rifle de asalto en una iglesia

 

NUEVA YORK (EFE).- Una iglesia baptista de la localidad de Troy, en el Estado de Nueva York, ha vuelto a encender el debate sobre las armas en Estados Unidos gracias a su plan para sortear un rifle de asalto entre sus fieles.

La entrega del arma -un fusil semiautomático AR-15- tendrá lugar el próximo día 23 de marzo entre los asistentes al servicio dominical, según explica la iglesia en su página web.

“El único objetivo es ser una ayuda, una bendición y un apoyo a todos los propietarios de armas y cazadores que han sido atacados con saña por los medios y políticos socialistas y anticristianos”, indica el pastor John Koletas en una carta publicada en la página.

La iniciativa ha saltado de los medios locales a los nacionales y ha sido criticada con dureza por representantes de otras iglesias de la zona.

Koletas, en un segundo mensaje publicado en la web de la iglesia, acusa a esos detractores de ser un “fraude” y les llama a leer la Biblia y la historia de la revolución estadounidense para ver cómo hombres armados fueron quienes defendieron la libertad.

El polémico sorteo cuenta con el apoyo del asambleísta republicano Steve McLaughlin, que tiene previsto hablar durante el servicio del próximo día 23.

“Es un arma segura, legal, la que se está sorteando. No veo la controversia y no me parece sorprendente en absoluto que se rife un fusil en una iglesia”, aseguró McLaughlin en declaraciones al diario local Times Union.

El rifle que se sorteará cuesta unos 700 dólares y está modificado para cumplir con la legislación de Nueva York, dado que los AR-15 habituales son ilegales en el Estado.

Un arma de ese tipo fue la utilizada en 2012 en la matanza de la escuela Sandy Hook de Newtown, Connecticut (EE.UU.), en la que perdieron la vida veinte niños de entre 6 y 7 años de edad y de seis adultos.

Para llevarse el rifle, el ganador del sorteo deberá tener al menos 18 años, cumplir con todas las normas de posesión de armas y pasar una verificación de antecedentes.




Volver arriba