Poco respaldo para ley de salud en EE.UU.

WASHINGTON, Estados Unidos (AP).- El presidente estadounidense Barack Obama celebró cuando el número de inscritos en el mercado de seguros creado por su reforma a la ley de salud superó los 8 millones, rebasando ampliamente las expectativas luego de un arranque desastroso. Sin embargo, la mayoría de los estadounidenses siguen sin respaldarla.      

Un nuevo sondeo de Associated Press-GfK concluyó que la opinión pública sigue siendo mayormente negativa hacia la Ley de Cuidado de Salud Asequible, el programa de Obama para cubrir a los no asegurados. Cuarenta y tres por ciento de los encuestados se oponen a la ley, y apenas 28% la respaldan.      

Ese patrón ilustra por qué la ley de salud sigue siendo un blanco favorito de los republicanos, que buscan ganar la mayoría en el Senado en los comicios de noviembre.      

El sondeo tiene un punto positivo para el gobierno: Aquellos que se registraron para cobertura no están sufriendo costos más altos. La mayoría dijeron que encontraron primas similares a lo que esperaban, o incluso más bajas.    

Pero más de una tercera parte de aquellos que dijeron que ellos mismos o alguien de su familia trataron de inscribirse no pudieron hacerlo. Es un incómodo recordatorio para la Casa Blanca de los problemas técnicos que paralizaron el portal federal HealthCare.gov durante semanas tras su lanzamiento.      

El ejemplo del empresario Henry Kulik muestra las corrientes encontradas de opinión pública.      

Kulik está discapacitado a causa de esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad que destruye la capacidad del cerebro de controlar el movimiento muscular. Su familia tiene varias tiendas que venden helado y otros productos similares en el área de Filadelfia.      

Kulik dice que él no cree que el gobierno federal  debería requerir a las personas tener seguro de salud, como lo estipula la ley. Y puede entender las preocupaciones sobre costos a los contribuyentes. Pero al mismo tiempo, ha conseguido reducir lo que su familia paga por seguro médico al adquirir una póliza en los nuevos mercados establecidos por la ley y aprovechando las exenciones tributarias para reducir las primas.      

Antes de la implementación de la ley, su familia estaba pagando 2.400 dólares al mes. Ahora paga unos pocos centenares de dólares. Y Kulik dice que el seguro para él, su esposa y sus tres hijos es comparable con el que tenían antes. “Pienso que hay mucha desinformación”, dice.      

La ley de salud de Obama ofrece un seguro médico subsidiado a personas de clase media que no tienen un plan médico en su empleo, y expande el programa Medicaid para cubrir a adultos de bajos ingresos que no tienen seguro. Pero el lanzamiento de los nuevos mercados de seguros se vio paralizado por problemas técnicos. La debacle contribuyó a la renuncia de la secretaria de Salud Kathleen Sebelius.      

La encuesta encontró que el éxito en la inscripción se tradujo en mayores tasas de aprobación para la ley de salud. Entre quienes tuvieron éxito para comprar una póliza, 51% dijo respaldar la ley, comparados con 30% entre quienes trataron de inscribirse y no pudieron.      

El sondeo AP-GfK Poll fue realizado entre el 16 y el 19 de mayo del 2014, con entrevistas por internet a 1.354 adultos. Tiene un margen de error de más/menos 3 puntos porcentuales. 




Volver arriba