Planean centro para niños inmigrantes en Texas

Planean centro para niños inmigrantes en Texas

McALLEN, Texas, EE.UU. (AP).- El gobierno federal planea convertir un almacén de 5.109 metros cuadrados (55.000 pies cuadrados) en el sur de Texas en un centro procesamiento para niños que han entrado solos al país, según permisos de construcción obtenidos por The Associated Press el lunes a través de una solicitud de registros públicos.      

Los permisos revelan planes para construir nódulos rodeados de cercas dentro de un almacén de acero corrugado en McAllen que pudiera llegar a acomodar hasta mil menores. El Departamento de Seguridad Interior no respondió de inmediato a una solicitud de comentario el lunes.      

Más de 52.000 menores solos han sido arrestados desde octubre al entrar sin autorización a Estados Unidos, un alza de 99% en comparación con el mismo período del año anterior. Aproximadamente tres cuartas partes de esos menores han sido arrestados en el Valle del Río Grande en el sur de Texas.      

Las leyes federales exigen que los niños sean procesados y entregados al Departamento de Salud y Servicios Humanos a las 72 horas de su arresto. La ola de niños inmigrantes ha abrumado las estaciones de la Patrulla Fronteriza en el sur de Texas, que no están equipadas para albergar menores durante períodos largos, de manera que Seguridad Interior los ha trasladado por avión a Arizona para procesarlos en una instalación en Nogales, antes de enviarlos a albergues en todo el país.      

La nueva instalación estaría a menos de dos kilómetros de la estación de la Patrulla Fronteriza con más tráfico en el Valle del Río Grande. Los planos muestran hileras de celdas con puertas de libre paso a cada lado de zonas denominadas “interacción/juegos”. Los niños y niñas estarían separados y se instalarían inodoros portátiles.   “Los menores serían albergados aquí hasta que se complete el procesamiento y entonces se trasladarán a otras instalaciones”, según un análisis de ingeniería de protección contra incendios presentado por la Administración de Servicios Generales del gobierno federal.      

Esa entidad, encargada de los edificios para operaciones del gobierno federal, firmó un arrendamiento de un año por la propiedad.      

Los documentos no indican cuándo se completarían las obras. El asesor jurídico municipal de McAllen, Kevin Pagan, dijo que el gobierno de la ciudad había acelerado la emisión de los permisos.      

La mayoría de los menores son de Honduras, Guatemala y El Salvador y algunos tratan de reunirse con sus padres en estados Unidos.      

Jeh Johnson, secretario de Seguridad Interior, escribió una carta abierta a los padres centroamericanos en que les advirtió de los peligros del viaje e hizo énfasis en que los niños pudieran ser deportados. “A las redes criminales de tráfico de personas a las que ustedes les pagan por enviar sus hijos a Estados Unidos no les interesa su bienestar o seguridad. Para ellos, su hijos son una mercancía a cambio de dinero”, expresa la carta.




Volver arriba