Piden quitar mezcla de fármacos en ejecuciones

WASHINGTON (AP).- Tras la ejecución fallida de un reo por inyección letal en Oklahoma, un grupo defensor de los derechos constitucionales está pidiendo que se reemplace el uso de combinación de fármacos con uno solo que, según señaló, minimizaría dolor y sufrimiento.

En un reporte titulado “Error irreversible” que fue publicado el miércoles, el grupo Constitution Project (Proyecto Constitución) dijo que los estados deberían utilizar el método más científicamente confiable en los casos de pena de muerte.

Eso significa usar únicamente fármacos aprobados por reguladores federales para uso en humanos, indicó el grupo, el cual además hizo un llamado para que el público tenga una oportunidad para opinar al respecto antes de que los estados adopten procedimientos de inyección letal.

Los estados que recurren a la inyección letal como medio de ejecución deberían de usar una dosis letal de un solo anestésico o barbitúrico aprobado por la Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos, en lugar de una complicada mezcla de fármacos, cuya dosis y aplicación puede fácilmente calcularse mal, dijo el grupo.

La semana pasada, la ejecución de Clayton Lockett fue la primera ocasión en que Oklahoma utilizó el sedante midazolam como ingrediente principal de la mezcla de fármacos.

Lockett se retorció en la camilla, apretó los dientes y gimió antes de ser declarado muerto, al parecer debido a un ataque cardíaco, 43 minutos después de iniciar la ejecución.

“No se conoce en este momento la causa de los problemas en Oklahoma, pero independientemente de cuáles hayan sido, un protocolo de un solo fármaco sería una mejoría sustancial con respecto a la mezcla de dos o tres fármacos”, dijo Sarah Turberville, asesora de alto rango de Constitution Project, un grupo con sede en Washington que promueve el consenso bipartidista sobre la pena de muerte, ejecuciones injustas y la importancia de contar con cortes independientes.

Respecto al caso de Oklahoma, un reporte emitido la semana pasada por el director del Departamento Penitenciario del estado, Robert Patton, dijo que Lockett tenía heridas autoinfligidas en su brazo, y que el equipo de ejecución no pudo encontrar venas adecuadas en sus brazos, piernas y cuello. Se insertó una vía intravenosa en la zona de la ingle de Lockett y comenzó la ejecución.

Muchos fabricantes de fármacos, nacionales y extranjeros, se han opuesto al uso de sus productos en ejecuciones, lo que ha llevado a una aguda escasez. Los estados en ocasiones obtienen pentotal sódico de baja calidad, y agentes federales antinarcóticos han decomisado las existencias de algunos estados.

Como resultado de ello, algunos estados han recurrido a farmacias que hacen mezclas de medicamentos, las cuales con frecuencia no están reguladas.- PETE YOST




Volver arriba