Piden examen mental

Se procesa como adulto al atacante de estudiantes

Alex Hribal, sospechoso de acuchillar a 22 personas en una escuela de Pensilvania, es llevado a una Corte

PENSILVANIA (AP).- Alex Hribal, el responsable del ataque a 22 estudiantes que resultaron heridos en una secundaria de Pensilvania, tiene 16 años y es procesado como adulto por intento de homicidio, pero su abogado solicita que le realicen un examen psiquiátrico.

El defensor del joven que atacó a sus compañeros en una escuela del área de Pitsburgo dijo ayer que quiere que un experto haga un análisis de la condición mental del acusado.

El abogado también espera que Alex Hribal sea procesado en una corte para menores de edad. Por el momento, el adolescente está siendo acusado como adulto por intento de homicidio, agresión agravada y por portar armas tras el ataque del miércoles en la Secundaria Regional Franklin.

En una entrevista ayer en el programa “Good Morning America” de la cadena ABC, el abogado Patrick Thomassey reconoció que Hribal apuñaló a las víctimas y dijo que no sabía qué lo había motivado. Agregó que Hribal está arrepentido, pero al parecer no alcanza a comprender la gravedad de los actos que cometió.

El defensor agregó que los padres de Hribal están “horrorizados” por el ataque.

Faltaban unos minutos para el inicio de clases el miércoles y los pasillos estaban llenos como era habitual de estudiantes en sus casilleros o platicando con sus amigos.

Nate Moore se dirigía a un aula cuando un compañero al que consideraba tranquilo se abalanzó contra un alumno de primer año. Moore creyó que se trataba de una riña y acudió a separar a los rijosos que estaban en el suelo.

Sin embargo, Hribal no lanzaba golpes, estaba apuñalando a su víctima en el estómago, dijo Moore.

El agresor se levantó, cortó la cara a Moore y se fue por el pasillo, donde hirió a otros alumnos, según información de las autoridades.

En el ataque resultaron heridos 21 estudiantes y un guardia de seguridad. De no haber sido por los “héroes” que impidieron que el ataque continuara, a decir de Tom Corbett, gobernador de Pensilvania, el saldo hubiera sido más grave o se hubieran perdido varias vidas. Un director adjunto derribó y sometió a Hribal, quien fue acusado durante la noche del miércoles, de cuatro cargos de intento de homicidio y 21 cargos de agresión agravada.

Hribal fue puesto tras las rejas sin que le concedieran la libertad bajo fianza en tanto que las autoridades dijeron que se le enjuiciará como adulto.Los motivos del proceder del estudiante continúan en el misterio. Durante una breve audiencia en la madrugada de ayer, el fiscal federal John Peck dijo que después de ser detenido, Hribal dejó entrever que quería morir.El abogado Thomassey describió a Hribal como un buen estudiante que se llevaba bien con los demás, y solicitó que lo examine un psiquiatra.En el ataque al menos cinco estudiantes resultaron críticamente heridos incluido un chico que fue puesto en un respirador debido a que el cuchillo le atravesó el hígado. Apenas por unos milímetros el arma no le alcanzó el corazón y la aorta, dijeron los médicos.El año pasado hubo al menos dos ataques con cuchillo en escuelas, el primero en una universidad comunitaria en Texas, en abril, en el que hubo al menos 14 heridos.Un estudiante de 17 años perdió la vida y tres más resultaron heridos en otra agresión ocurrida en septiembre en una secundaria también en Texas.




Volver arriba