Piden en EE.UU. mejor trato a pollos en mataderos

Piden en EE.UU. mejor trato a pollos en mataderos

WASHINGTON, Estados Unidos (AP).- Dos grupos defensores del bienestar de los animales y decenas de legisladores exhortaron al gobierno de Estados Unidos a mejorar el trato a los pollos en los mataderos, mencionando estadísticas que muestran que cada año cientos de miles de pollos caen vivos accidentalmente a tanques de agua hirviendo.      

El Instituto por el Bienestar Animal y el Farm Sanctuary solicitaron al Servicio de Inspección de Seguridad en los Alimentos (FSIS) del Departamento de Agricultura que fortalezca las normas para mejorar el trato a los pollos, entre otras cosas, prohibiendo que las aves vivas sean arrojadas a los tanques hirvientes.      

Cuando las cosas salen adecuadamente, ya están muertas al llegar al tanque, pero un pequeño porcentaje no son alcanzadas por el cuchillo automático que debe cortarles el cuello y terminan muriendo en el agua caliente.      

El FSIS y el Consejo Nacional del Pollo, una asociación comercial, hicieron énfasis en que el número de aves que mueren así representa una fracción muy pequeña de los miles de millones de pollos que se sacrifican todos los años.      

La producción de pollo es muy alta en gran parte del sur de Estados Unidos. Georgia, Arkansas, Alabama, Carolina del Norte y Mississippi son los estados líderes en la producción de carne de esta ave.      

Anteriormente este mes, 68 legisladores de la Cámara de Representantes exhortaron al secretario de Agricultura, Tom Vilsack, a desechar una norma propuesta para la inspección de pollos que agilizaría la limpieza e inspección de las aves, proceso conocido como evisceración. En su carta a Vilsack, los legisladores dijeron que eso resultaría en que más aves no serían alcanzadas por los dispositivos de respaldo para matarlas y caerían vivas al tanque hirviente. Los representantes también objetaron la reducción ordenada por la norma de entre 500 a 800 plazas de inspector.      

Phil Derfler, subadministrador del FSIS, dijo que el Departamento de Agricultura “usa toda su autoridad para proteger a los pollos de las condiciones inhumanas porque las aves maltratadas pueden representar una preocupación para la seguridad alimentaria y para nosotros es éticamente apropiado hacer eso”.      

Dijo que todos esos esfuerzos llevaron a que el número de pollos muertos por otros métodos distintos a los aprobados disminuyera a su nivel histórico más bajo, de .008% el año pasado. “Nuestra meta siempre es hacer que esa cifra esté tan cercana a cero como sea posible y nuestra propuesta para modernizar la inspección de los pollos ayudaría”, dijo Derfler.      

A las aves que mueren por otros medios que no sean los del matadero se les llama “cadáveres” y no se les permite entrar a la cadena de suministro de alimentos para seres humanos.      

Según los registros del FSIS, el año pasado hubo aproximadamente 680.000 cadáveres, una disminución en comparación con cerca de 730.000 el año anterior. Los funcionarios de ese servicio de inspección dijeron que la mayoría de los cadáveres son pollos que cayeron vivos al tanque hirviendo.  




Volver arriba