Obama ultima discurso ante Congreso

Obama ante congreso.

Obama ante congreso.

WASHINGTON (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, ultimaba hoy la preparación de su sexto discurso sobre el Estado de la Unión, en el que presentará medidas para crear empleos y reducir la pobreza, abogará de nuevo por la reforma migratoria y planteará sus retos en política exterior.

“Mañana por la noche es el momento de restaurar las oportunidades para todos”, afirmó Obama en un mensaje a través de Vine, la aplicación de vídeos breves de Twitter.

La elaboración del discurso que ofrecerá ante ambas cámaras del Congreso, que comenzará a las 21.00 hora local del martes (02.00 GMT del miércoles), está en sus “etapas finales” y el presidente continuaba hoy “trabajando” en él, según detalló en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

De hecho, Obama no tenía ninguna actividad pública programada para este lunes y pasó la mañana reunido con algunos de sus asesores, antes de almorzar en privado con su vicepresidente, Joe Biden.

En su cuenta de Twitter, la Casa Blanca colgó una foto en la que aparece el bolígrafo de Obama “listo para editar su último borrador del Estado de la Unión“.

Obama lleva varias semanas preparando su intervención, en la que ha trabajado fundamentalmente por las noches, con el apoyo de su director de discursos, Cody Keenan, y de sus asesores más cercanos.

Carney no quiso dar detalles hoy sobre cuáles van a ser los principales temas de la intervención de Obama, que se prevé que esté centrada en la creación de empleos, el combate a la desigualdad y la reforma migratoria, según han adelantado el propio portavoz y otros funcionarios de la Casa Blanca en los últimos días.

Según Carney, el presidente cree que Estados Unidos “está listo para crecer con más fuerza y crear más empleos”, y considera que este año es único, superadas ya la crisis de 2008 y la inestabilidad en la eurozona, para lograr avances.

Por ello, el portavoz precisó que Obama expondrá en su intervención ideas “de sentido común” en las que considera que puede llegar a consensos con el Congreso, pero también medidas unilaterales que puede adoptar dada su autoridad ejecutiva.
Se prevé que el presidente anuncie medidas ejecutivas en varios ámbitos, entre ellos el desarrollo de infraestructuras, la capacitación laboral, el cambio climático y la educación.

También que presente alguna iniciativa contra el desempleo de larga duración y, de hecho, Carney confirmó hoy que el Gobierno ha logrado compromisos con grandes compañías del país para que promuevan la contratación de personas que llevan mucho tiempo fuera del mercado laboral.

Asimismo, Obama insistirá en la necesidad de aumentar el salario mínimo y de mejorar los programas de educación preescolar, algo para lo que necesita el apoyo del Congreso y que ya planteó en su discurso del año pasado.

La reforma migratoria, una promesa pendiente desde que llegó a la Casa Blanca en 2009, será otro de los puntos en los que hará énfasis, en vísperas de que los republicanos de la Cámara de Representantes, liderados por su presidente, John Boehner, den a conocer un documento con sus principios para llevarla a cabo.

Carney rechazó hoy ante los periodistas que la agenda del mandatario sea poco ambiciosa en comparación con las propuestas que hizo en febrero de 2013.

“Restaurar la seguridad y la vitalidad de la clase media son objetivos muy ambiciosos”, defendió el portavoz. Obama llega a este discurso con una popularidad en torno al 45 %, según un sondeo de CNN y otro de ABC y The Washington Post, lo que supone unos 10 puntos por debajo del nivel de aprobación que tenía hace un año, cuando asumió su segundo mandato.

Y es que 2013 no fue un buen año para el presidente, sobre todo en el ámbito interno, dados los problemas en la aplicación de la reforma sanitaria y el escándalo por los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que sacó a la luz Edward Snowden.

Hoy se supo, según revelan The New York Times y The Guardian, que la NSA utiliza aplicaciones vulnerables como el juego “Angry Birds” para acceder a información personal o datos de localización en todo el mundo.

Previsiblemente Obama hablará de la NSA en el segmento de su discurso dedicado a la política exterior y también sobre Irán, en particular de su oposición a un proyecto de ley que impulsa el Senado para imponer nuevas sanciones a ese país.

El conflicto sirio y la retirada de las tropas de Afganistán, que debe culminar a finales de 2014, son otros de los temas que se dan por seguros, mientras Latinoamérica puede volver a ser la gran olvidada, como en años anteriores.

Etiquetas:,