Obama insta a reducir las emisiones de carbono

El presidente de EE.UU. Barack Obama

WASHINGTON (EFE).- El presidente estadounidense, Barack Obama, instó hoy a reducir las emisiones de carbono pensando en las generaciones futuras en su discurso semanal, que grabó en un hospital de niños con problemas respiratorios que resultan agravados por la polución.

El Gobierno de Obama tiene previsto presentar el lunes una normativa a través de la Dirección de Protección Medioambiental (EPA, en inglés) para reducir las emisiones de carbono, con el fin de reforzar las medidas ya adoptadas en los estados, las ciudades y por algunas compañías.

Como padre, Obama expresó su compromiso para asegurar que el planeta sea más limpio y seguro para las futuras generaciones.

“Este plan reduce la polución por carbono construyendo una economía basada en la energía limpia”, aseguró el presidente, que recordó que en un informe presentado por la Casa Blanca este mes, un centenar de científicos declararon que el cambio climático “ya no es una amenaza distante”.

Obama subrayó que lo mejor para la economía, la salud y el medioambiente es convertirse en un país líder en producir energía “más limpia y segura”, una estrategia que hace a EEUU más independiente de otros, genera trabajo y crecimiento económico.

El presidente del consejo de asesores económicos de la Casa Blanca, Jason Furman, presentó esta semana un informe que subraya los avances hacia la independencia energética por parte de Estados Unidos iniciados en la última década.

Obama señaló que aproximadamente el 40 por ciento de la polución estadounidense proviene de las plantas de energía y lamentó que “no hay límites nacionales a la cantidad de polución de carbono que se puede emitir al aire que respiramos”.

“Limitamos los químicos tóxicos como el mercurio, el sulfuro y el arsénico que las plantas energéticas emiten al aire y al agua, pero pueden emitir cantidades ilimitadas de polución de carbono”, algo que a su juicio “no es inteligente, no es seguro y no tiene sentido”.

Obama adelantó que el plan incluye una serie de medidas para reducir la polución y el “smog”, una niebla tóxica que contribuye a la mala calidad del aire, que provoca ataques de asma y enfermedades respiratorias, con particular incidencia en niños y ancianos.

Aunque no reveló cifras, puesto que se espera que EPA lo haga el lunes, apuntó que sólo el primer año en el que se apliquen esos recortes se espera evitar hasta 100.000 episodios de asma y 2.100 ataques al corazón, cifras que prevé que vayan en aumento.

Los hispanos se ven más afectados por estas enfermedades, ya que suelen concentrarse alrededor de los centros urbanos más contaminados del país como Nueva York, Filadelfia, Dallas, Los Ángeles o Houston, y dentro de esas zonas, en las más expuestas a la contaminación.

En este esfuerzo, Obama mencionó la creación de más vehículos híbridos y de consumo eficiente de combustible; electrodomésticos y aparatos de aire acondicionado que gasten menos y den un servicio mejor y la restricción de químicos para la fabricación de plásticos, que son causa de cáncer.




Volver arriba