Obama: Flexibilidad en el trabajo no es un lujo

El presidente de EE.UU., Barack Obama

WASHINGTON (Notimex).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo hoy que el cuidado de los niños, la licencia familiar y la flexibilidad en el lugar de trabajo no son lujos, sino necesidades básicas.

El mandatario utilizó su discurso de los sábados para impulsar reformas laborales antes de la primera Cumbre de Familias Trabajadoras en la Casa Blanca a partir del lunes próximo.”Estamos reuniendo a líderes empresariales y de los trabajadores para hablar de los retos que enfrentan los padres que trabajan todos los días, y cómo podemos abordarlos juntos”, dijo.

“Muchas de las políticas laborales en Estados Unidos no están actualizadas, ya que no dan a los padres la flexibilidad para manejar sus vidas a nivel personal y profesional” señaló y sentenció “es hora de cambiar eso”.

“Pocos estados han actuado por su cuenta para dar a los trabajadores la licencia familiar pagada, pero esto debe estar disponible para todos, ya que todos los estadounidenses deberían ser capaces de permitirse el lujo de cuidar a un miembro de la familia que lo necesita”, anotó.

Obama señaló que un nuevo estudio encontró que la mitad de los padres ha rechazado un trabajo en algún momento debido a los horarios de trabajo “inflexibles”.

“Cuando esa cantidad de gente trabajadora con talento se ve obligada a elegir entre el trabajo y la familia, algo está mal”, continuó.

El mandatario señaló que “otros países están haciendo más fácil que la gente tenga ambos. Debemos hacer lo mismo si queremos que las empresas estadOunidenses compitan y ganen en la economía global”.

El tema de la reforma laboral se volvió personal para Obama, quien recordó haber visto a su madre, su abuela y su esposa luchar para criar a sus hijos al tratar de manejar sus trabajos.

En su último presupuesto, Obama ha pedido ampliar el crédito tributario por cuidado de niños y dependientes para ayudar a las familias a pagar por el cuidado infantil.

La Casa Blanca señala que la medida beneficiará a cerca de 1.7 millones de familias, y aquellos que son elegibles recibirían alrededor de 600 dólares al año en recorte de impuestos.




Volver arriba