Obama emprende una serie de visitas a ciudadanos que le escribieron cartas

Barack Obama.

WASHINGTON (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, hizo hoy la primera de una serie de visitas a ciudadanos que le han escrito cartas, una nueva campaña que busca poner rostro a las dificultades de la clase media que el mandatario asegura que intenta afrontar con sus propuestas legislativas, estancadas en el Congreso.

Cada noche, Obama lee diez cartas de ciudadanos procedentes de todo el país, cuidadosamente seleccionadas por su Oficina de Correspondencia Presidencial entre miles de misivas de estadounidenses.

Una de ellas es la de Rebekah Erler, de 36 años, una madre de dos niños que vive en Minneapolis (Minnesota) y que escribió recientemente a Obama para contarle las dificultades económicas que está teniendo su familia desde que la empresa de construcción de su marido tuvo que cerrar por la crisis en el mercado inmobiliario.

Además de responderle por escrito, Obama viajó este jueves a Minneapolis para almorzar con Rebekah, en la primera de una serie de visitas previstas para este verano que la Casa Blanca describe como “un día en la vida” de cada uno de los ciudadanos que envían cartas al presidente.

“Ella me escribió explicando que su marido y ella lo han hecho todo bien, y que está trabajando duro y criando a dos niños y tiene una buena vida, pero es una lucha constante, y se preguntaba si alguien en Washington lo sabía”, dijo Obama en un encuentro con un grupo de ciudadanos en Minneapolis después de reunirse con Rebekah.

“Hablamos de muchas cosas, como el creciente coste de llevar a los niños a guarderías y el hecho de que los salarios no suben de la misma forma que el coste de vida”, explicó el mandatario.

La Casa Blanca aseguró que la historia de Rebekah, que continúa teniendo dificultades para llegar a fin de mes a pesar de que tanto ella como su marido han vuelto a encontrar trabajo, “representa la de millones de estadounidenses”.

“Nuestro objetivo es dar al presidente una oportunidad auténtica de ver al menos parte del mundo a través de los ojos de esta madre trabajadora en Minnesota. Y es una oportunidad que, como presidente encerrado en la Casa Blanca o en la limusina presidencial, no suele poder ver”, dijo a periodistas el portavoz de Obama, Josh Earnest.

Uno de los principales asesores de Obama, Dan Pfeiffer, explicó esta semana la nueva campaña en un correo electrónico enviado a simpatizantes del mandatario.

“Este verano, el presidente se reunirá con gente que le ha escrito para compartir cómo son sus vidas. Viajará a comunidades en todo el país, sentándose en mesas de restaurantes y de cocinas para hablar sobre los asuntos que les interesan”, indicó Pfeiffer.

No obstante, la Casa Blanca no ha ocultado que las visitas son también una conveniente oportunidad para que el presidente recaude fondos para candidatos demócratas con miras a las elecciones legislativas de noviembre, en las que los demócratas tienen muchas probabilidades de perder el control del Senado.

Una vez concluido su encuentro con ciudadanos en Minneapolis, el presidente tenía previsto participar en un acto de recaudación de fondos para el Comité Demócrata de Campañas del Congreso (DCCC, por sus siglas en inglés) en la misma ciudad.

“No quiero sugerir que el presidente se ha aislado del hecho de que hay elecciones dentro de cinco meses, y quiere hacer todo lo posible para ayudar a los demócratas. Pero también está comprometido a trabajar de forma bipartidista para hacer avances donde podamos”, señaló Earnest.

Entre los temas que trató este jueves Obama en su sesión de preguntas y respuestas con ciudadanos de Minneapolis estuvo su voluntad de elevar el salario mínimo a nivel nacional y su plan para equiparar los sueldos entre hombres y mujeres, dos iniciativas clave en su segundo mandato que permanecen estancadas en el Congreso.

“No siempre vamos a poder hacer las cosas rápido, porque tenemos un Congreso que no funciona. Pero no quiero que piensen que no estoy luchando por ustedes”, señaló Obama en el encuentro. EFE




Volver arriba