Obama confiesa su predilección por la comida mexicana

WASHINGTON (EFE).— El presidente de EEUU, Barack Obama, confesó hoy su predilección por la comida mexicana y dijo que comparte esa pasión con su hija mayor, Malia, apenas unos días antes de emprender viaje a México para asistir en Toluca a la Cumbre de Líderes de América del Norte.

“Me gusta la comida mexicana, así que no puedo elegir solo un plato”, afirmó Obama durante una entrevista con Univisión Radio.

Según Obama, los chefs de la Casa Blanca “cocinan comida mexicana bastante buena” y, por ello, espera que le den algunas lecciones antes de dejar la residencia presidencial.

“Hablando con mi hija Malia decidimos que si tuviéramos que elegir un tipo de comida para comer todos los días probablemente sería la mexicana. Nos encanta”, continuó el presidente.

Obama contó también que en la actualidad no cocina, pero agregó que lo hará cuando deje de ser presidente.

Precisamente el pasado fin de semana Obama se escapó en compañía de su esposa, Michelle, al restaurante mexicano Oyamel, propiedad del chef español José Andrés y uno de los favoritos del matrimonio.

El mandatario estadounidense viajará a México el próximo martes para participar en la ciudad de Toluca en la Cumbre de Líderes de América del Norte, que se celebrará el miércoles 19 y a la que también asistirán su colega mexicano, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper.

La cumbre tendrá como trasfondo el vigésimo aniversario de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).



Volver arriba