Obama actuará por su cuenta sobre inmigración

WASHINGTON, Estados Unidos (AP).- El presidente Barack Obama dijo el lunes que ya no esperará a que los representantes republicanos actúen sobre el tema migratorio y que actuará por su cuenta para hacer cambios de políticas.

Obama dijo que pondrá énfasis en la vigilancia de la frontera con México, donde se ha visto un aumento en el número de niños centroamericanos que entran ilegalmente al país.

Ello significa asignar recursos a la deportación de las personas recién ingresadas o de individuos que representen una amenaza a la seguridad pública y nacional. “Yo tomo medidas ejecutivas sólo cuando tenemos un problema grave… y el Congreso decide no hacer nada”, declaró Obama. “Y en esta situación, el hecho de que los republicanos de la Cámara de Representes no aprueben una sola iniciativa es malo para nuestra seguridad, malo para nuestra economía y malo para nuestro futuro”.

Obama afirmó que decidió soslayar al Congreso después que el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner le informó la semana pasada que la cámara baja no votará una iniciativa de reforma migratoria este año. Un asesor legislativo dijo que Obama y Boehner hablaron en privado antes de un acto en la Casa Blanca de la semana pasada en la que el mandatario recibió a los golfistas estadounidenses que ganaron la Copa Presidentes del año pasado.

El mandatario dijo que hay suficientes republicanos y demócratas en la Cámara de Representantes para aprobar hoy una iniciativa migratoria, y que él la promulgaría. Pero Obama afirmó que ha esperado más de un año para dar al presidente de la cámara baja John Boehner espacio para actuar.

Los miles de niños que cruzan solos la frontera ponen de relieve la necesidad de hacer a un lado la política y poner manos a la obra en el tema migratorio, aseveró Obama Cambiar las leyes migratorias y crear un mecanismo de naturalización para unas 11 millones de personas que viven ilegalmente en el país ha sido una de las prioridades de Obama. Pero su capacidad para hacer cambios por cuenta propia es limitada.

Ha instruido al secretario de Seguridad Nacional Jeh Johnson y al secretario de Justicia Eric Holder para que le presenten a finales del verano cuáles órdenes ejecutivas puede promulgar sin aprobación del Congreso. Aun así, en su respuesta al flujo de niños inmigrantes, Obama planea concentrar recursos en las zonas fronterizas.

La medida en efecto reducirá las deportaciones en el interior del país, al hacer énfasis en inmigrantes que hayan cruzado la frontera sin autorización recientemente, o que sean un peligro a la seguridad nacional o a la seguridad pública.

La decisión del mandatario coincide con una reciente solicitud de la Casa Blanca al Congreso para tener autoridad adicional para enviar de regreso a los niños centroamericanos que han estado entrando a Estados Unidos en grandes cantidades sin autorización, en un paso que fue criticado de inmediato por activistas de inmigración.

Como tales, las medidas de Obama representan un delicado acto de equilibrio para responder a lo que la Casa Blanca ha llamado “crisis humanitaria” y a la exigencia de los activistas de reducir el alto número de deportaciones.




Volver arriba