No “reabrirán” un tratado

Buscan nuevas vías de cooperar en Norteamérica

WASHINGTON (EFE).- El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y su homólogo mexicano, José Antonio Meade, descartaron ayer la posibilidad de “reabrir” el Tratado de Libre Comercio en América del Norte (Tlcan) para sumarle aspectos como la reforma energética en México, pero coincidieron en reforzarlo por otras vías.

“No creemos que sea necesario reabrir Nafta (siglas en inglés del Tlcan) en sí para conseguir lo que queremos conseguir”, afirmó Kerry en una conferencia de prensa luego de reunirse con Meade y su homólogo canadiense, John Baird, en el Departamento de Estado.

Meade, por su parte, aseguró que los tres países coinciden en que “no es necesario reabrir el Nafta”, pero sí pretenden “seguir avanzando para construir y revitalizar la idea de una Norteamérica dinámica”.

Los presidentes de los tres países conmemorarán el vigésimo aniversario de la entrada en vigor del Tratado durante una Cumbre de Líderes de América del Norte que se celebrará el próximo 19 de febrero en Toluca.

Kerry consideró que la integración de los tres países en el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) será “un componente crítico para avanzar hacia una nueva fase post Nafta”.

Meade apuntó que a México le interesa que las negociaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE) para llegar a un tratado de libre comercio e inversiones sean benéficas para la región de Norteamérica.

Competitividad

“Trabajaremos para asegurarnos de que esas negociaciones aumenten la competitividad de la región con miras a tener eventualmente una perspectiva más integrada de Norteamérica y la UE en lugar de algo simplemente bilateral”, afirmó.

En resumen, agregó Kerry, hay muchas formas de cooperar en áreas como regulaciones, energía, tecnología, innovación o inversiones (…) sin tener que volver atrás y reabrir las negociaciones sobre el Tlcan.




Volver arriba