Niña entregó “pañuelo de la paz” a congresista de EE.UU.

Jersey Vargas entregó “el pañuelo de la paz” al congresista John Boehner

LOS ÁNGELES, California (Notimex).- Jersey Vargas, la niña que pidió oración al Papa hace unas semanas, intercepto al congresista John Boehner para entregarle “el pañuelo de la paz”.

El congresista republicano fue interceptado cuando caminaba con una pequeña comitiva en pasillos del capitolio por la menor de diez años en una breve escena videograbada.

La escena, difundida este viernes por activistas, muestra a Vargas cuando se le planta al congresista y le entrega el pañuelo, mientras que Boehner se lo recibe lo observa brevemente, pero después sigue caminando sin dar comentario alguno mientras la niña alcanza a balbucear algo.

La menor viajo a Washington DC para entregar pañuelos bordados por su madre con los nombres de los congresistas.

Jersey, quien nació en Estados Unidos y es hija de padres mexicanos indocumentados, le pidió al congresista que cesen las deportaciones y que se termine la separación de familias.

La menor ha estado desde el lunes pasado en Washington para entregar pañuelos bordados a mano a congresistas republicanos y al presidente Barack Obama.

El pañuelo lleva bordado su nombre y la frase ’11 millones’ por los indocumentados que afrontan la deportación.

El video fue difundido por activistas del Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM por sus siglas en inglés).

“Quise darle al presidente de la Cámara Baja, John Boehner, el mismo mensaje que le di al Papa Francisco: por favor ayúdenos a nosotros los niños”, expresó Jersey.

“Es injusto que miles y miles de niños como yo enfrenten la tragedia de perder a una madre o un padre, o que se destruyan nuestras familias”, dijo Vargas en un comunicado emitido por FIRM.

“No es cuestión de política, sino de nosotros los niños. Por favor, presidente (de la Cámara) Boehner, ayúdenos”, puntualizó.

Jersey Vargas hace unas semanas estuvo en Roma y llevada por activistas y en donde pudo saludar al Papa Francisco y pedirle por su ayuda para miles de niños con padres indocumentados en Estados Unidos.

De manera coincidental, mientras Jersey estaba en Roma, su padre Mario Vargas, quien había sido detenido y estaba en proceso de deportación en Nueva Orleans, fue dejado en libertad y pudo reunirse con sus hijos.

Originario de Toluca, Mario Vargas, quien fue detenido cuando manejaba sin licencia de manejo, tiene más de 10 años de radicar en este país en donde nacieron sus hijos que son estadunidenses.

Durante el tiempo que Vargas estuvo detenido, Lola, su esposa, tuvo que vender tamales y limpiar casas en Los Angeles para sobrevivir junto a sus cinco hijos.




Volver arriba