Multimillonarios de EE.UU. abogan por reforma migratoria

 NUEVA YORK (Notimex).- Tres de los más acaudalados multimillonarios de Estados Unidos y el mundo pidieron hoy en un artículo publicado en el diario The New York Times que el Congreso apruebe una reforma migratoria con el fin de impulsar la economía.

“La parálisis (en la aprobación de la reforma migratoria) ciertamente nos deprime a los tres”, explicaron Bill Gates, fundador de Microsoft; Warren Buffet, inversionista que encabeza Berkshire Hathaway; y el magnate de los casinos, Sheldon Adelson.

De acuerdo con la revista Forbes, Gates es considerado el hombre más rico del mundo, con casi 79 mil millones de dólares, en tanto que Buffet y Adelson están entre los 10 primeros multimillonarios, con 65 mil millones de dólares y 37 mil millones de dólares, respectivamente.

Los magnates explicaron que aunque tienen diferentes opiniones sobre el contenido de una posible reforma migratoria, aseguraron que los tres opinan que ésta debe ser aprobada cuanto antes y debe ser tanto humana para los inmigrantes como benéfica para los ciudadanos del país.

“Alcanzar estas metas es posible. Nuestra política actual, sin embargo, falla gravemente en ambos frentes”, opinaron en un artículo titulado “Rompan la parálisis migratoria”.

Consideraron que ‘bordea con la locura’ la deportación de graduados universitarios que son extranjeros, a quienes se debería dar la bienvenida si deciden permanecer en el país.

Por ello, sugieren eliminar la cuota en el número de visas otorgadas a graduados universitarios en carreras técnicas, científicas, de ingeniería o matemáticas, y quienes tengan una oferta de empleo.

Expresaron que la ley también debería incluir un plan para ofrecer a migrantes indocumentados la oportunidad de convertirse en ciudadanos, aunque “sólo después de que se hayan ganado ese derecho”.

Recomendaron además que en el futuro, el país debe asegurarse de tomar todas las medidas posibles para que los inmigrantes sigan las reglas establecidas y que aquellos que las rompan, incluyendo los facilitadores, deben ser severamente castigados.

Gates, Buffett y Adelson pugnaron también por expandir el programa para extranjeros inversionistas, que contribuirían directamente a la economía nacional.

“Un Congreso que no hace nada sobre estos problemas está extendiendo una política irracional por inercia. Esto es, si los legisladores no actúan, la política se queda igual: irracional”, afirmaron.

Aseguraron que la parálisis es “deprimente” para casi todos los estadunidenses y para “virtualmente todos sus administradores de empresas”, y que la aprobación de la reforma mejoraría el ánimo del país y ayudaría a la economía.

“Es tiempo de que 535 de los ciudadanos estadounidenses (en referencia al número de legisladores) recuerden lo que le deben a los 318 millones que los emplean”, enfatizaron los magnates.



Volver arriba