Mujica cree que fallo contra Argentina debe ir a Unasur, OEA y Mercosur

MONTEVIDEO (EFE).- El presidente de Uruguay, José Mujica, pidió hoy que el fallo de la Corte Suprema de EE.UU., que obliga a Argentina a pagar a los llamados “fondos buitre”, sea revisado en instancias internacionales americanas, como la Unasur, la OEA o el Mercosur, porque es un problema para esos organismos.

“Hoy o mañana nos pueden hacer lo mismo a cualquiera, y me parece que estas cosas hay que llevarlas a los foros internacionales y empezar a asumir actitudes colectivas”, señaló el mandatario en declaraciones recogidas por la página web de la Presidencia uruguaya.

Para Mujica, el fallo desfavorable para Argentina “directamente pega a todos porque, si Argentina pasa por una coyuntura muy difícil, va a repercutir en el resto de los países que tienen relaciones económicas con ella”.

El mandatario reflexionó sobre la idoneidad de formular planteamientos colectivos de ese tipo “aunque las quejas parece que son hojas al viento”, ya que las mismas “empiezan a acumular conciencia en la medida que se van transmitiendo y transmitiendo”, una cosa que él aprendió “de los chinos”.

Mujica realizó las declaraciones en el marco de un conflicto bilateral con Argentina por la autorización de un aumento de producción a la planta de celulosa finlandesa de UPM, situada sobre el fronterizo río Uruguay, y a la que el país vecino se opone.

 

El canciller argentino, Héctor Timerman, señaló esta semana que a raíz de ese suceso Argentina revisaría “toda relación bilateral” con Uruguay.

 

El pasado lunes, la Corte Suprema de Estados Unidos resolvió rechazar la apelación presentada por Argentina contra la resolución del juez Thomas Griesa, que falló a favor de los fondos especulativos en el juicio contra el país suramericano.

 

Los fondos demandantes, a los que Argentina califica como “buitres”, compraron bonos argentinos a personas o entidades que no aceptaron canjearlos en las operaciones de reestructuración de deuda organizadas por el Gobierno argentino después de la multimillonaria suspensión de pagos en que incurrió el país en 2001. EFE



Volver arriba