Muere familia de 4 en aparente asesinato-suicidio

Por TAMI ABDOLLAH

Agentes de la policía resguardan una vivienda en Fontana, California, donde se encoentraron cuatro personas muertas.- (Foto de www.nbclosangeles.com)

FONTANA, California (AP).- El joven de 16 años entró a la casa del sur de California donde su madre vivía con su esposo y dos hijos menores. Después de tratar de comunicarse con ellos todo el día, le preocupaba que algo no andaba bien. Y tenía razón.

En la casa llena de manchas de sangre por todas partes, encontró a los cuatro muertos de heridas de bala, dijo la policía el martes. La Policía de Fontana concluyó que casi seguro fue un caso de asesinato-suicidio.

Tal parece que Ramón Miranda, de 38 años, mató a su esposa, Silvia Miranda, de 34 años, y a sus hijos, Ramón de 12 años y Rayna de 10, antes de suicidarse, según Medicina Legal del Condado San Bernardino. La mujer y los hijos recibieron varios impactos de bala y el hombre tenía una sola herida en la cabeza, dijo la portavoz policial Martha Guzmán Hurtado.

Los investigadores encontraron un arma corta. “Todo lo que se ha confirmado hasta el momento indica que puede ser un asesinato-suicidio, pero no está confirmado”, dijo Guzmán Hurtado. “Van a interrogar a otras personas antes de llegar a esa conclusión”.

“Sin embargo, los investigadores no están buscando a ningún sospechoso”, dijo. Jonathan García, de 22 años y que vive al otro lado de la calle, dijo que estaba mirando televisión el lunes a eso de las 8:30 de la noche cuando escuchó gritos. “¡Al suelo! íAl suelo!’, reconozco la voz de un policía”, dijo. García miró por la ventana y vio a varios agentes del equipo SWAT con subametralladoras.

“Entonces salgo afuera. Todos entran a la casa a la carrera y hay un muchacho joven, de unos 16 años, que grita “Esa es mi mamá! “Esa es mi mamá!” García dijo que una mujer que estaba fuera de la casa estaba llorando y gritando en español: “Todos están muertos, todos están muertos. El los mató a todos!” García agregó que la familia llevaba viviendo en la casa unos tres años.

Los cuerpos estaban en toda la casa, dijo la portavoz policial Guzmán Hurtado, quien agregó que los registros muestran que la última vez que la policía fue a la vivienda fue en junio de 2010 por un asunto no especificado de códigos. “Es un día triste en Fontana”, dijo Guzmán Hurtado.

“Es uno de esos días que debemos estar celebrando con la familia, la llegada el nuevo año. No es un día para llorar vidas perdidas”. Fontana es una municipalidad de unas 200.000 personas en el Condado San Bernardino, unos 80 kilómetros (50 millas) al este de Los Angeles.




Volver arriba