Molesta a californianos regreso de policía que mató a joven

 

SAN DIEGO (Notimex).- Activistas en California protestaron hoy por el regreso al trabajo de un policía que mató de siete disparos a un menor de edad de origen latino que portaba un arma de juguete en octubre pasado.

El alguacil del condado de Sonoma, Lorenzo Dueñas, informó que el agente Erick Gelhaus se reintegra hoy a sus funciones sin que la policía de la ciudad de Santa Rosa concluya una investigación sobre la muerte de Andy López, hijo de inmigrantes mexicanos.

Michael Rothenberg, quien convocó a una protesta ante la alcaldía y el cuartel del alguacil, exigió que el agente involucrado sea castigado ‘por una brutalidad policiaca de esa magnitud’.

López, quien tenía 13 años de edad, llevaba una réplica de municiones de un fusil AK-47 cuando el oficial Gelhaus le ordenó tirar el arma.

De acuerdo con informes de la policía, un momento después el alguacil disparó repetidas veces al menor cuando López volteaba a ver al agente; dos de los impactos fueron mortales.

Gelhaus es el entrenador de disparo con arma de fuego del alguacil de Sonoma y el arma que portaba el menor era de juguete, lo que algunos activistas como Rothenberg cuestionan.

Otros activistas distribuyeron entre la comunidad latina de Santa Rosa un volante que llama a protestas y dice que el regreso del agente a realizar funciones limitadas ‘es un gran insulto para la comunidad, que ha expresado claramente que Erick Gelhaus debe ser enjuiciado’.

Los familiares del menor presentaron una demanda federal contra el agente Gelhaus. Lo acusan de homicidio.

Distintos grupos en Santa Rosa reúnen recursos para comprar el lote baldío donde murió López para construir una obra en su memoria.

 




Volver arriba