“Modesta” alza de la economía

Más presiones para los países "emergentes"

WASHINGTON (EFE).- El Fondo Monetario Internacional confirmó ayer su pronóstico de “modestas” subidas de los tipos de interés en el mundo y un crecimiento sostenido, pero menos espectacular en las economías emergentes en los próximos años.

“Los mercados emergentes están encarando un ambiente de crecimiento más complejo que en el período previo a la crisis. El aumento de la presión financiera externa sin una mejora en el crecimiento económico global afectará a los emergentes”, afirmó ayer Rupa Duttagupta, la directora adjunta del Departamento de Investigación del Fondo.

El organismo internacional divulgó ayer los capítulos analíticos de su informe “Perspectivas Económicas Globales”, en los que evaluó el comportamiento de los países emergentes y la evolución de los tipos de interés de referencia en un contexto de débil crecimiento mundial.

Uno de los principales factores de esta realentización del crecimiento de los países emergentes, que en los años posteriores a la crisis financiera actuaron como contrapeso de la recesión en los avanzados, es la menor actividad prevista para China.

“La transición de China hacia un ritmo más lento, aunque más sostenible también reducirá el crecimiento en otros mercados emergentes”, sostuvo el documento.En sus últimas previsiones, divulgadas en enero, el Fondo pronosticó un crecimiento del 5.1% en 2014, frente al 4.7% de 2013 para los emergentes; y un 7.5% para China este año, frente al 7.7% de 2013.La creciente atención a los emergentes, agrega el Fondo, responde a que “suponen ya una significativa parte de la economía global, y lo que les ocurra importará cada vez más para las perspectivas globales”.Para conocer con detalle las nuevas proyecciones económicas del Fondo, habrá que esperar al próximo martes 8 de abril, cuando se divulguen al inicio de la reunión de medio año del organismo internacional y el Banco Mundial.En este sentido, Christine Lagarde, directora gerente del FMI, advirtió ayer en una conferencia “la creciente volatilidad en los mercados emergentes asociada a la retirada del estímulo monetario en EE.UU.” y combinada “con un clima financiero externo en general menos benigno”.A mediados de 2013, los emergentes vivieron un episodio de agitación después de que la Reserva Federal (Fed) anunciase su intención de comenzar la retirada del multimillonario programa de compra de bonos, ante lo mejoría de las condiciones económicas en EE.UU.No obstante, en el segundo de los capítulos presentados ayer, el organismo internacional señaló que la frágil recuperación económica, especialmente en los países avanzados, hace prever que los tipos de interés reales (la tasa nominal ajustada por la inflación) verán solo “modestas” alzas.Por ello, consideró “improbable” un retorno a tipos reales altos, ya que “los factores que han contribuido al bajo nivel de dichas tasas en los últimos años no habrán de revertirse de manera sustancial”.”No hay razones de peso para creer en un retorno rápido a los niveles medios observados durante mediados de la primera década de 2000, que fue de un 2%”, señaló el Fondo.Los bancos centrales de las grandes economías mundiales, como la Fed, el Banco Central Europeo (BCE) o el Banco de Japón, mantienen actualmente tasas de interés a niveles excepcionalmente bajos, de entre el 0% y el 0.25%.De ellos, solo en la Fed se ha comenzado a discutir una posible subida, pero la nueva presidenta del organismo, Janet Yellen, ha asegurado que la situación económica aún exige apoyo monetario y no se contempla una subida de los intereses de referencia antes de mediados 2015.




Volver arriba