Mejora la joven pisoteada en el Ultra Music Festival en Miami

 

MIAMI (EFE).- El estado de la joven que resultó pisoteada por una multitud en el Ultra Music Festival y tuvo que ser hospitalizada ha mejorado, pero el alcalde de Miami, Tomás Regalado, se mostró decidido a que “este evento deje de celebrarse en el ‘downtown’” (centro urbano) de la ciudad.

“Ya es hora de que este evento no se celebre más en el ‘dowtown de Miami. Se está convirtiendo en un problema. La gente cree que se puede saltar las cercas”, dijo hoy Regalado en una entrevista en la emisora Radio Mambí, en la que culpó a la organización del incidente.

“Fue una negligencia de los organizadores. Ellos recibieron la orden de la Policía de reforzar la cerca, pero estas personas no hicieron caso”, puso de relieve el regidor de la ciudad, quien aseguró que la semana próxima “se va a debatir una resolución que negará los permisos para celebrar el festival en Miami”.

Regalado expresó su alivio por la progresiva recuperación de la joven herida, Erica Mack, de 28 años, que trabajaba en seguridad del evento y resultó pisoteada el viernes pasado por una avalancha de personas que tumbaron una valla para penetrar sin pagar en el recinto del Bayfront Park, donde se celebraba el Ultra Music Festival.

La joven fue ingresada inconsciente, en estado grave, en el hospital Jackson de Miami. “Este domingo por la tarde la chica salió de la unidad de cuidados intensivos y trasladada a un cuarto; respira por sí misma ya, pero tiene conmoción cerebral, un tobillo roto y no puede hablar”, explicó el alcalde.

Insistió en que la Policía les había advertido a los organizadores de la importancia de reforzar varios puntos de la cerca que rodea el perímetro del multitudinario festival de música electrónica.

Además, agregó, un total de 55 personas fueron arrestadas, de las cuales una treintena intentó penetrar en el festival con sustancias tóxicas. “Todos los años muchos jóvenes, algunos de los cuales están intoxicados, tratan de saltar la cerca para no tener que pagar los 480 dólares que cuesta la entrada para los tres días” de duración del evento, resaltó.

Otro elemento que pesa a favor de la prohibición de la celebración de este evento en el centro urbano es el crecimiento de la población en esta zona, con unos 75.000 residentes, explicó.

Fue tajante al asegurar que los organizadores no implementaron las medidas de seguridad necesarias, por lo que estos incurrieron en “violación de contrato” y el ayuntamiento puede cancelarlo para las próximas ediciones, a su juicio.

Los organizadores del festival emitieron este domingo un comunicado en el que lamentaron lo ocurrido y expresaron sus esperanzas de una “pronta y completa recuperación” de Mack, contratada por la compañía de seguridad privada Contemporary Services Corporation.

Dado que la investigación se encuentra en curso, los responsables de este evento se abstuvieron de emitir detalles o comentarios sobre el suceso.

El Ultra Music Festival es una de las citas de música electrónica más concurridas del mundo y para la edición de este año tenía previsto atraer a más de 160.000 asistentes.




Volver arriba