La OTAN rechaza críticas sobre gestión de los fondos públicos de sus miembros

La OTAN rechaza críticas sobre gestión de los fondos públicos de sus miembros

BRUSELAS, Bélgica.  (EFE).- La OTAN rechazó hoy las críticas a la gestión de los fondos públicos que aportan sus 28 miembros, formuladas por el Tribunal de Cuentas de Holanda en un análisis en el que pone de manifiesto la “limitada transparencia” de su utilización.

“La OTAN siempre es consciente de cómo se gasta el dinero del contribuyente por el interés de nuestra seguridad compartida, y los aliados de la OTAN mantienen el control total del nivel de gastos y cómo se gasta el dinero”, indicó a Efe la portavoz aliada, Oana Lungescu.

El Tribunal de Cuentas neerlandés publicó hoy una página web temática sobre la “transparencia limitada” de los gastos de la Alianza y las dificultades para que rinda cuentas públicamente sobre las inversiones que realiza, un análisis para el que recopiló datos disponibles a nivel público de la OTAN y sus Estados miembros.

Según Lungescu, el presupuesto civil de la Alianza es, “en su totalidad, auditado continuamente” por el Cuerpo Internacional de Auditores para la OTAN (IBAN, por sus siglas en inglés), un equipo independiente de auditores que lleva a cabo diferentes tipos de informes y cuyo mandato es garantizar que los fondos comunes se utilizan apropiadamente.

Ellos son los encargados de informar al Consejo del Atlántico Norte (en el que están representados los embajadores de los 28 países de la organización), de manera que “los representantes presupuestarios de todos los aliados están completamente al tanto de qué dinero se gasta y en qué”, comentó Lungescu.

Así, si el IBAN informa de algún problema, el Consejo dará seguimiento al asunto hasta que quede resuelto, de acuerdo con los estándares internacionales de auditoría, indicó.

En cualquier caso, la portavoz aseguró que, “para incrementar la transparencia”, el Consejo decidió en 2012 publicar todos los informes “no clasificados” en la página web de la OTAN y “caso por caso”.

“Esto empezará con todos los informes de auditoría de 2013”, dijo, y agregó que los informes “son actualmente revisados” por los comités de presupuesto y recursos.

Este primer informe se espera que sea publicado a primeros de julio, apuntó Lungescu, quien añadió no obstante que algunas informaciones no pueden publicarse debido a “la naturaleza clasificada” de las auditorías.

El Tribunal de Cuentas neerlandés señaló precisamente en un comunicado que la información pública sobre los presupuestos de la OTAN y sus resultados son “escasos” debido a que “la mayor parte de la información es clasificada”.

“Para el gasto militar, esto tiene sentido. No obstante, la OTAN casi no rinde cuentas sobre sus gastos no militares, como el gasto de la oficina del secretario general y otras entidades” de la organización, indicó.

Además, el Tribunal apuntó que la gestión financiera de la Alianza Atlántica “no está en orden” dado que “no hay una respuesta clara a la pregunta de si la OTAN está aportando un valor por el dinero de los contribuyentes”.

En consecuencia, los ciudadanos y parlamentarios de los países aliados “no pueden controlar si las contribuciones a la OTAN resultan en una organización internacional eficiente”, afirmó.

Así, los auditores holandeses consideraron que “es responsabilidad de la OTAN” hacer lo necesario para publicar “información contable consistente”.

El presidente de la Corte, Saskia Stuiveling, confió en que la publicación de esta página web temática sobre el gasto de la Alianza -en la que se ofrecen datos de las contribuciones de cada país, la infraestructura y las operaciones aliadas- “impulse el debate para mejorar la responsabilidad pública de la OTAN”.

Como ejemplo, citó que la organización no ha cerrado las cuentas de “cientos de proyectos de inversión”, algunos de los cuales datan de antes de 1994.

Etiquetas:, ,