La NSA podrá continuar con sus registros telefónicos

WASHINGTON, Estados Unidos (EFE).- La Corte reservada para el Control de Inteligencia de Estados Unidos ha renovado hoy viernes la autorización a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus iniciales en inglés) para continuar con sus polémicos registros telefónicos en EE.UU. durante tres meses más.

Esta decisión llega en un momento de fuerte polémica y decisiones judiciales contradictorias sobre los programas de espionaje de la NSA que, tras las revelaciones del exanalista Edward Snowden, han abierto el debate sobre el equilibrio entre el derecho a la privacidad y la seguridad del país.

La corte ha permitido a los servicios de inteligencia recopilar “metadatos” de las compañías de teléfono durante tres meses más, según informó hoy en un comunicado la oficina del director nacional de Inteligencia, James Clapper.

Con esta son ya 36 las ocasiones en las que esta corte ha aprobado durante los últimos siete años la recopilación de registros telefónicos en EE.UU. por parte de la NSA, al considerar que se ajustan a la ley.

Esta es la primera autorización de este tipo de prácticas tras las dos contradictorias resoluciones judiciales sobre el espionaje de la NSA emitidas en las últimas semanas.

El juez William Pauley consideró la semana pasada que el programa de recolección de registros telefónicos sí es constitucional, mientras que el pasado 16 de diciembre otro juez, Richard Leon, estimó que el programa podría vulnerar la cuarta enmienda de la Constitución.

Precisamente hoy el Departamento de Justicia apeló la decisión de Leon, al presentar un recurso ante la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia.

En caso de que las cortes de apelaciones sigan emitiendo opiniones contradictorias al respecto, se hará más probable que el Tribunal Supremo acabe siendo el encargado de decidir si el programa de vigilancia de la NSA es constitucional o no.

Las peticiones del Gobierno para renovar una autorización en este tipo de materias normalmente están reservadas, pero la oficina del director nacional de Inteligencia aclaró que en esta ocasión se decidió hacer pública la decisión a la vista del interés público por el controvertido programa de espionaje de la NSA.




Volver arriba