Kerry encabeza delegación estadounidense a China para sexto diálogo bilateral

WASHINGTON  (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, partió hoy a China para participar en la sexta edición del Diálogo Económico Estratégico bilateral, que se celebrará el 9 y 10 en Pekín, centrado en las crisis internacionales, el cambio climático, la seguridad alimentaria y los derechos humanos.

El diálogo “se centrará en los desafíos y las oportunidades que ambos países enfrentan en una amplia gama de áreas bilaterales, regionales y mundiales de interés económico y estratégico inmediato y a largo plazo”, indicó el Departamento de Estado.

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki señaló que este diálogo es un “componente importante” en los esfuerzos de Estados Unidos de construir una relación entre ambos países que discutirán sobre la situación en Ucrania, Afganistán e Irán, así como el proceso de desnuclearización de Corea y las disputas marítimas de soberanía en el Mar de China Meridional.

China mantiene crecientes tensiones marítimas con países vecinos, especialmente Japón, Filipinas y Vietnam, por islas y aguas de los Mares de China Meridional y Oriental, ricas en recursos pesqueros y energéticos (gas y natural petróleo que aún no han sido explotados), que preocupa a Estados Unidos.

Estados Unidos intenta mejorar su coordinación y canales de comunicación con China, al tiempo que le urge a ser más transparente sobre su modernización militar.

En un gesto sin precedente China participó por primera vez el pasado junio en las mayores maniobras navales del mundo, auspiciadas por Estados Unidos, que congregaron a Armadas del Pacífico que ven con recelo el emergente poder militar chino.

En materia de derechos humanos Psaki expresó la preocupación de EE.UU. por la condena a 12 años de prisión a Zhang Shaojie, pastor de una iglesia protestante en China, que fue detenido tras meses de disputas con el gobierno local sobre la propiedad de unas tierras que la iglesia había adquirido para construir un nuevo edificio.

Psaki urgió a “cesar el acoso a los miembros de su familia y de su congregación” y pidió a las autoridades chinas que permitan la “libertad de religión” que calificó como “crítico” para una sociedad “pacífica, inclusiva, estable y próspera”.

Con motivo de las reuniones en Pekín, la organización de derechos humanos Human Rights Watch denunció la “conducta abusiva” de las autoridades chinas e instó al Gobierno estadounidense a tratar la “represión” del régimen chino en “cada oportunidad que tengan”.

En el marco del diálogo, se espera además que tengan lugar discusiones de alto nivel sobre el cambio climático y las energías limpias, así cómo maneras para expandir la cooperación bajo el Grupo de Trabajo sobre el Cambio Climático EE.UU.-China.

La portavoz del Departamento de Estado destacó la importancia de la celebración de la sexta edición de este foro “para hacer un balance de los progresos realizados”, establecer “nuevas metas” y desarrollar “hábitos de cooperación” en áreas de interés mutuo.

Sin embargo, “dos días de diálogo no puede eliminar las diferencias que subyacen y las sospechas en las relaciones EE.UU.-China”, opinó Johathan Pollack del Centro de Estudios Políticos de Asia Oriental del centro de análisis Brookings.
El anunciado viraje de la estrategia exterior del gobierno de Barack Obama hacia Asia causa reticencias en China, donde se ha interpretado como un intento de contener su crecimiento.

El experto señala que asuntos como el ciberespionaje; las tensiones marítimas, que han desatado las quejas de las empresas estadounidenses sobre el acceso al mercado chino; y el debate interno en ambos países sobre las intenciones estratégicas del otro “socavan las posibilidades de un momento positivo”.

En su visita a China, Kerry irá acompañado por el secretario del Tesoro, Jacob Lew, y por el subsecretario de Estado, William Burns y tiene previsto reunirse con el ministro chino de Asuntos Exteriores, Yang Jiechi, y con el viceprimer ministro, Wang Yang.

Kerry participará además en la quinta edición de la reunión del programa intercambio que promueve los lazos entre ciudadanos de ambos países a través de la educación, la cultura, la ciencia, la tecnología y los deportes.

Por su parte, Burns copresidirá además junto con su par chino Zhang Yesui, la cuarta edición del Diálogo Estratégico de Seguridad China-EE.UU., un foro en la que altos funcionarios civiles y militares intercambian puntos de vista sobre seguridad y asuntos estratégicos de importancia para ambos países. EFE




Volver arriba