Inmigrantes en EE.UU. piden menos trabas para licencia

LOS ÁNGELES, Estados Unidos (AP).- Mientras California se prepara para dar la licencia de conducir a inmigrantes no autorizados en el país, los beneficiados expresaron su opinión el martes sobre los documentos que las autoridades deberían aceptar como prueba de identidad y domicilio en el estado.

En una concurrida audiencia en Los Angeles, numerosos inmigrantes pidieron al Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) de California que amplíe la lista de documentos válidos para que incluya registros en iglesias y escuelas, que serían más fáciles de obtener. “Como ama de casa no me dan una tarjeta de membresía o un talón de pago”, dijo Martha Escandón, de 42 años, cuya familia proveniente de México legalizó su situación migratoria en los años 1980.

Escandón dijo que trabaja de voluntaria en la iglesia de su vecindario en South Los Angeles y dijo que conoce a muchas madres que podrían tener dificultades para obtener un comprobante de domicilio para solicitar la licencia.

La audiencia es una de dos programadas por el DMV para que los inmigrantes opinen sobre las reglas para obtener la licencia a partir de enero.

California es uno de los 11 estados que han aprobado la entrega de la licencia de conducir a inmigrantes no autorizados. Según National Immigration Law Center y autoridades de California, se espera que 1,4 millones de personas soliciten la licencia en los primeros tres años.

Algunos opositores dijeron en la audiencia que es necesario tener una licencia de conducir debidamente avalada para evitar fraude y terrorismo. “Este documento debería cumplir las mismas normas que los ciudadanos estadounidenses tienen que cumplir cuando solicitan una licencia de conducir”, dijo Betty Robinson, enfermera jubilada de 67 años, quien señaló que una tarjeta consular mexicana no es una forma segura de verificar la identidad.

El DMV limitó la audiencia a las reglas propuestas para solicitar la licencia, que todavía no se han definido, y no permitió comentarios sobre el aspecto de la licencia. Muchos inmigrantes temen por la apariencia de las licencias.

El Departamento de Seguridad Nacional rechazó su diseño inicial porque debe ser fácilmente distinguible de la licencias de los residentes legales, que se usan para trámites federales como abordar un avión.

Los defensores de los inmigrantes también exhortaron al departamento a considerar que se asignen intérpretes para los solicitantes que no hablan inglés y que se coordine con los consulados para que los inmigrantes que vivan lejos de las ciudades importantes puedan obtener los documentos que necesitan.

Varias personas que hablaron en la reunión dijeron que algunos inmigrantes no autorizados no pudieron llegar a la audiencia desde el Condado San Diego porque temían se detenidos en las carreteras.




Volver arriba