Hija de futuro alcalde de NY confiesa problemas

NUEVA YORK, Estados Unidos (AP).- La hija de 19 años del alcalde electo Bill de Blasio confesó el martes que en una época se embriagaba, se drogaba y sufría de depresión.

Chiara de Blasio, quien estudia su segundo año de universidad y tuvo una participación importante en la campaña de su padre, participa en un sorprendente video de cuatro minutos publicado por el equipo de transición del nuevo alcalde.

En el video Chiara mira a la cámara y dice que bebía alcohol y fumaba marihuana para lidiar con una depresión clínica y ansiedad. “Entre más bebía y me drogaba era más fácil encontrar un punto en común con la gente”, dijo hablando con una iluminación tenue y una música de piano en el fondo. “Al principio no era gran cosa para mí, pero después se volvió algo muy importante”.

De Blasio agregó que pensó que podía escapar del problema al irse a estudiar la universidad en California, pero que su sensación de “inseguridad física” sólo aumentó. “Mi mamá trataba muy duro de ayudarme y mi papá también, pero obviamente él estaba muy ocupado”, dijo. “Los dos estaban muy comprometidos emocionalmente a tratar de encontrar una manera de que mejorara”.

De Blasio dijo que eventualmente lo logró con terapias de grupo en un centro de tratamiento en Nueva York. “Apartar las drogas de mi vida me abrió muchas puertas. Pude participar en la campaña de mi papá”, dijo en el video. “Estar sobrio siempre es algo positivo, y no es para nada fácil, es lo más difícil que he hecho, pero vale mucho la pena”.

Durante la campaña del alcalde surgieron rumores de que Chiara tenía problemas con drogas, pero el equipo de De Blasio combatió duramente a los reporteros que trataban de abordar el tema y decían que los hijos del candidato no podían ser tocados por la prensa.

Ningún medio publicó alguna nota al respecto. En un comunicado que acompañaba el video, Bill de Blasio y su esposa Chirlane McCray, dijeron estar “muy orgullosos de Chiara y la amamos profundamente”. Horas después de Blasio apareció fuera de su casa en Brooklyn acompañado por su familia y repitió que estaba orgulloso de su hija. No respondió preguntas de la prensa.




Volver arriba