“Granadazo” a un bebé

Policías lanzan un explosivo a una casa en Atlanta

Alecia y Bounkham Phonesavanh y sus tres hijas rodeados de simpatizantes una manifestación en Atlanta

ATLANTA (AP).- Una familia de Georgia y los legisladores del Estado exigen a las autoridades federales que investiguen el caso de un niño gravemente herido por una “granada de fogueo” que fue lanzada durante una redada antidrogas.

Bounkham Phonesavanh, de 19 meses de edad, apodado “Bou Bou”, permanece en un coma inducido desde hace una semana para el tratamiento de las heridas ocasionadas por el incidente.

“Bou Bou” estaba programado para una cirugía ayer, sin embargo desarrolló una fiebre que lo impidió, dijo su madre Alecia Phonesavanh, en el marco de una manifestación de protesta.

Brian Rickman, fiscal de distrito del condado de Habersham, dijo que su oficina está investigando para determinar si algún oficial enfrentará cargos criminales.

La Policía explicó que agentes buscaban a un sospechoso de drogas potencialmente armado en la casa y no sabían que los niños estaban adentro cuando embistieron la puerta y dejaron caer una granada.

La granada aterrizó junto al corral del niño dormido , de acuerdo con las autoridades y la familia. El arma crea un destello brillante y un fuerte ruido, que son comúnmente utilizados por la policía para distraer o aturdir a los sospechosos.El senador estatal de Georgia, Vincent Fort , que ha promovido la legislación para limitar el derecho que permite a las autoridades irrumpir en una casa sin previo aviso, dijo que planea pedir al Fiscal de Estados Unidos que revise el caso. “En este momento, cuando miramos estas imágenes, cuando escuchamos lo que se ha hecho, la confianza del público en el fiscal del distrito para llevar a cabo una investigación objetiva es nula , se ha ido, no está ahí”, señaló Fort.”El fiscal no recogió ninguna evidencia en la casa, así que la familia contrató a un investigador para hacerlo”, dijo el abogado de los Phonesavanh, Mawuli Davis.

Rickman expresó que su oficina está reuniendo declaraciones, fotografías y otras evidencias de las agencias involucradas en el ataque, y que le gustaría hablar con la familia Phonesavanh.

El ataque no había sido aprobado por el fiscal de distrito ni por la Oficina de Investigación de Georgia, a pesar de las declaraciones anteriores del alguacil de Habersham, Joey Terrell, en sentido contrario.

“Es horrible ver en las imágenes a un niño herido de esa manera”, dijo Rickman. “El corazón de todo el mundo está con la familia. Sólo tenemos que hacer nuestro trabajo aquí”.Los padres del niño, Alecia y Boun Khan Phonesavanh, dejaron a su hijo brevemente ayer para agradecer un acto de oración fuera del hospital de Atlanta, donde está siendo tratado.Líderes de la Iglesia y otros partidarios estaban alrededor de ellos, durante la manifestación donde se mostrarom fotografías del niño antes y después de la incursión que le hirió.”Gracias a todos por sus oraciones” dijo Bounkham Phonesavanh en voz baja.La Policía estaba buscando a Wanis Thonetheva, de 30 años, que vivía en la casa, según informó una fuente confidencial que había comprado drogas allí.

Thonetheva no estaba en la casa cuando la policía allanó que la madrugada del miércoles. Fue arrestado después y acusado de distribución de metanfetaminas. La familia Phonesavanh se alojaba ahí después de que su casa de Wisconsin fue dañada por un incendio. Thonetheva es sobrino de Bounkham Phonesavanh, pero la familia no estaba involucrada en el asunto, dijo Davis ayer en una manifestación de a favor del niño.




Volver arriba