Gobierno de EE.UU. busca vigilar todos los vehículos del país

WASHINGTON (EFE).- El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha convocado una licitación para que una compañía privada monte un sistema de reconocimiento y localización de las placas de todos los vehículos que circulan por Estados Unidos.

El contrato ofrecido, que según el diario The Washington Post entraría en vigor el próximo 1 de mayo, es por un año y con opciones de renovación por hasta cuatro, y prevé la recogida de datos captados por artefactos que leen las placas de los vehículos a su paso.

Se calcula que en EE.UU. hay más de 254 millones de automóviles, camiones y motocicletas en circulación.

La iniciativa ha despertado hoy las suspicacias de grupos ciudadanos, preocupados por el creciente escrutinio del Gobierno sobre las comunicaciones de particulares, especialmente desde que el año pasado el excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden comenzó a revelar el alcance del espionaje en las conversaciones telefónicas y mensajes por internet.

Además, a diferencia de la labor de las agencias gubernamentales que operan en el área de la “seguridad nacional”, el banco de datos del sistema de reconocimiento nacional de placas de vehículos (NLPR) sería operado por una empresa privada.

“Éste es otro ejemplo más del apetito del Gobierno por herramientas de vigilancia masiva”, dijo al Post Catherine Crump, abogada de la Unión de Libertades Civiles (ACLU).

Ese grupo no tiene objeciones a que las autoridades policiales verifiquen las matrículas de vehículos para determinar si están vinculados con un robo o un delincuente prófugo, sino porque el acceso del Gobierno Federal a enormes cantidades de información sobre personas que no han cometido delitos ni son sospechosos abre la puerta a abusos, según ACLU.

Una portavoz de la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE), que depende del DHS, dijo al Post que “sólo podría obtenerse acceso a los datos en el marco de una investigación criminal en marcha o para ubicar a individuos buscados”.

El banco de datos -que eventualmente podría enriquecerse con el uso de vehículos aéreos no tripulados (drones)- mejoraría en mucho la capacidad de la Policía para ubicar a los sospechosos que representen una amenaza para la seguridad pública y reduciría el tiempo requerido para llevar a cabo la búsqueda, dijo Gillian Christensen, del ICE, al Post.

De hecho, ya hay compañías privadas que recolectan esa información, y Vigilant Solutions, una de las mayores proveedoras de los artefactos de lectura de placas, posee alrededor de 1.800 millones de esos registros y los conserva por tiempo indefinido. Vigilant ofrece su material a agencias policiales en todo el país.

Las policías locales y algunas empresas comerciales recogen esa información de manera metódica con cámaras montadas en sus vehículos, registrando la hora, el día y el lugar donde se tomó la imagen.




Volver arriba